Balance hidroelectrolítico y el papel del TCAE

Autor: Susana Barrero Mañanes

INTRODUCCIÓN

El balance es el vínculo que existe entre las ganancias y las pérdidas corporales dado que se diluyen iones; nos referimos a esto como balance hidroelectrolítico. En algunas patologías calculan las cantidades a través de análisis de sangre, orina, y toma de muestras de drenados y aspirados.

A través de estos resultados, el especialista logra determinar la cantidad y la calidad de los iones para evitar la descompensación metabólica lo que agravaría la patología del enfermo.

Se pueden realizar balances parciales cuando se realizan por horas, o totales cuando nos movemos en rangos de un día.

PALABRAS CLAVE: balance positivo, balance negativo, iones, ingresos, pérdidas

EL EQUILIBRIO DE LÍQUIDOS

Para tener un funcionamiento fisiológico óptimo tiene que haber un balance entre la cantidad de ingesta y la que se elimina. Al líquido que se ingiere por diferentes vías lo llamamos ingesta y al que se elimina pérdida. Las vías de entrada son: la enteral que sus aportaciones se hacen a través de la dieta y la parenteral que se realiza a través de la sueroterapia.

La pérdida

  • Pérdidas por orina: La diuresis habitual oscila entre 40-‐80ml/hora, lo que se traduce en unos 1500ml diarios. .
  • Pérdidas por heces: Suponen muy poco normalmente, 100-‐200ml diarios, aunque en diarreas intensas se pueden llegar a perder varios litros al día.
  • Pérdidas por sudor: Muy variable por la propia persona, temperatura ambiente y ejercicio. Normalmente son de 100ml/día.
  • Pérdidas insensibles (PI): Son las que no se pueden regular con exactitud. Suponen entre 700-1000 ml al día, y tienen su causa en fenómenos de convección y evaporación.
  • Pérdidas cutáneas: Estas pérdidas se producen por CONVECCIÓN, no hablamos de sudor. La convección consiste en una transferencia de calor entre dos zonas con diferentes temperaturas por medio de un fluido (bien sea líquido o gas). Mediante pérdidas cutáneas la pérdida de líquidos diarios representa 300-400ml. En grandes quemados con la lesión de la capa córnea de la piel, puede incrementarse a 3-5 litros diarios.
  • Pérdidas pulmonares: Se producen por la EVAPORACIÓN, debido al calentamiento del aire que entra en el sistema respiratorio, es saturado con agua y se expulsa al exterior en la espiración. Son unos 400ml/día.
  • Pérdidas insensibles en situaciones concretas: Es el caso de la fiebre, taquipnea, sudoración o pacientes intubados. La presencia de estas situaciones incrementa las pérdidas insensibles basales. A ello habrá que añadir las situaciones especiales si estuviesen presentes:
    • Paciente intubado: Se computarán 500ml cada 24 h de intubación. Taquipnea:
    • Por cada 5 respiraciones por encima de FR≥20, se añaden 4ml/h.
    • Fiebre: dependiendo de la temperatura serán entre 20 -60ml.
    • Sudor: entre 20 -60 ml.

FUNCIONES DEL TCAE EN EL BALANCE HIDROELECTROLÍTICO

  • Calcular los ingresos y las pérdidas para así poder ajustar bien el tratamiento a la patología.
  • Colaborar con la enfermera para:
    • Para los datos restantes del balance y exudados de heridas.
    • En la preparación de sueroterapia y la nutrición parenteral.
    • Proporcionar el material quirúrgico para las curas, así como los sueros y medicación según el tratamiento.
    • Colaborar con la enfermera en el mantenimiento de las vías.
  • Seleccionar el instrumento de medida y comprobar que todos los recipientes están limpios.
  • Realizar la medición de la orina y las heces, así como los sistemas de drenado.
  • Administrar la dieta según el tratamiento.

PAUTAS GENERALES A TENER EN CUENTA

  • Realizar las mediciones con exactitud.
  • Comprobar si hay que mandar las muestras y comprobar las condiciones que se han hecho las mismas.
  • No olvidar coger los resultados.
  • Asegurarse de realizar las maniobras según el protocolo.
  • Cambiar los guantes con cada paciente.

DESEQUILIBRIO DE LÍQUIDOS

Puede ser el balance POSITIVO, las causas se pueden deber a: un fallo renal, un aporte excesivo de agua, un fallo cardíaco. Para aliviar el exceso de agua corporal el médico suele prescribir abstención de líquidos.

Pueden ser balance NEGATIVO en este caso estaríamos hablando de deshidratación. Se podría deber a causas como ingesta insuficiente de agua, sudoración profusa, trastornos de la función renal, quemaduras hemorragias y traumatismos, alteraciones del tubo digestivo. Para administrar estas pérdidas se administran líquidos por vía oral o intravenosa.

publica-TFG-libro-ISBN

CONCLUSIÓN

Es una labor diaria en las plantas hospitalarias y que se encuadra dentro del plan de cuidados bajo diagnósticos, objetivos e intervenciones; con su correcto cálculo se evitarán complicaciones, así como detección precoz de posibles patologías, repercutiendo de forma positiva en la seguridad del paciente.

BIBLIOGRAFÍA

http:// www.enfermeriadeurgencias .com/ciber/ enero2015/ pagina2.html

http://www. enfermeriadeurgencias. com/ciber/enero2015/pagina2.htmlh

http:// karemcoello medina. blogspot.com/2015/02/balance- hidroelectrolitico.html

Libros de Oposiciones TCAE editorial Mad. https://medlineplus.gov/ spanish/ encyclopedia.html

https://es. slideshare.net /junioralcalde2/balance-hidrolectrolitico