Bacteria Helicobacter pylori

Incluido en la revista Ocronos. Vol. VII. Nº 4–Abril 2024. Pág. Inicial: Vol. VII; nº 4: 7

Autor principal (primer firmante): Gemma Embid Gené

Fecha recepción: 04/03/2024

Fecha aceptación: 30/03/2024

Ref.: Ocronos. 2024;7(4): 7

Autores:

Gemma Embid Gené

Rebeca Ferrer Montón

Publica TFG cuadrado 1200 x 1200

Mónica Trinidad Mallor Callén

Eva María Román Batalla

Sandra Rodríguez Rodríguez

María Ángeles Gomara Vizcaino

Categoría: TÉCNICO EN CUIDADOS AUXILIARES DE ENFERMERÍA.

Palabras clave: bacteria Helicobacter pylori.

Introducción

Helicobacter pylori es un tipo de bacteria que infecta el revestimiento del estómago, y es muy común en todo el mundo. Se considera como el agente infeccioso que ocasiona la gastritis tipo B y úlceras pépticas tanto gástricas como duodenales. Se estima que aproximadamente dos tercios de la población mundial está infectada.

publica-articulo-revista-ocronos

Objetivos

Considerando los síntomas y nivel de dolor que se puede sentir, el médico considerará lo siguiente:

  • Indicaciones: Ciertos síntomas, como dolor abdominal recurrente, ardor estomacal y náuseas, pueden sugerir una infección por Helicobacter pylori.
  • Historial médico: Si tienes antecedentes de úlceras pépticas o cáncer de estómago, es más probable que te hagan pruebas para detectar Helicobacter pylori.

Causas

Esta bacteria puede ocasionar los siguientes problemas:

  1. La Helicobacter pylori es la principal causa de úlceras pépticas, que son llagas dolorosas en el revestimiento del estómago o la parte superior del intestino delgado.
  2. También puede causar gastritis, que es una inflamación del revestimiento del estómago.

Síntomas

¿La infección siempre causa síntomas? No. La mayoría de las personas con Helicobacter pylori no presentan ningún síntoma.

Sin embargo, algunas personas pueden experimentar: Dolor abdominal o malestar estomacal, hinchazón, náuseas o vómitos, pérdida de apetito, incluso sangre en las heces.

Diagnóstico

Se diagnostica la infección por Helicobacter pylori a través de varias pruebas disponibles, como:

Pruebas no invasivas

  • Prueba de aliento ureasa: Esta prueba es la más común y precisa para detector Helicobacter pylori. Se bebe un líquido que contiene urea, una sustancia natural. Si tiene Helicobacter pylori, las bacterias la descomponen produciendo dióxido de carbono, que se detecta en la respiración exhalada.
  • Análisis de sangre: Esta prueba busca anticuerpos contra Helicobacter pylori en la sangre. Indica si has estado expuesto a la bacteria en algún momento, pero no necesariamente si tienes una infección activa.

Pruebas invasivas

  • Endoscopia: Se introduce un tubo flexible con una cámara por la boca hasta el estómago para observar el revestimiento y tomar muestras de tejido para detectar la bacteria.
  • Biopsia de estómago: Se extrae una pequeña muestra de tejido del revestimiento del estómago durante una endoscopia y se analiza en el laboratorio para detectar la bacteria.

Tratamiento

El tratamiento habitual consiste en un régimen de antibióticos combinado con otros medicamentos para reducir la producción de ácido estomacal. Es importante seguir correctamente el tratamiento para eliminar la bacteria por completo.

En general, el tratamiento para la infección por Helicobacter Pylori consiste en:

  • Antibióticos: Se administran al menos dos antibióticos diferentes al mismo tiempo durante 10 a 14 días. Los antibióticos más comunes y usados son: Amoxicilina, claritromicina, metronidazol, tetraciclina.
  • Inhibidores de la bomba de protones (IBP): Estos medicamentos reducen la producción de ácido en el estómago, lo que ayuda a proteger la mucosa gástrica y a mejorar la eficacia de los antibióticos. Los IBP más comunes y usados son: Omeprazol, esomeprazol, lansoprazol, pantoprazol, y rabeprazol
  • En algunos casos, también se pueden usar otros medicamentos, como:
    • Bismuto: Este medicamento ayuda a proteger la mucosa gástrica y puede aumentar la eficacia de los antibióticos.
    • Antiácidos: Estos medicamentos neutralizan el ácido del estómago y pueden ayudar a aliviar los síntomas de la infección.

Es importante seguir las instrucciones del médico cuidadosamente durante el tratamiento. No se debe dejar de tomar los medicamentos antes de tiempo, incluso si se está mejor, ya que esto puede aumentar el riesgo de que la infección vuelva a aparecer.

Algunos de los efectos secundarios más comunes son: Náuseas, vómitos, diarrea, dolor de cabeza y mal sabor de boca.

Después de completar el tratamiento, el médico realizará una prueba para asegurarse de que la infección haya desaparecido. Si la infección no ha desaparecido, es posible que sea necesario repetir el tratamiento.

Además del tratamiento médico, también hay algunas medidas que puede tomar para ayudar a aliviar los síntomas de la infección por Helicobacter pylori: comer alimentos blandos y fáciles de digerir, evitar los alimentos picantes, grasos o ácidos, no beber alcohol, dejar de fumar y mantener una buena higiene bucal.

Conclusión

La infección por Helicobacter pylori se tiene que considerar como una infección saliente por dos importantes razones: el acrecentamiento de nuevas enfermedades gástricas y extragástricas agrupadas a esta bacteria, y como mundialmente ha aparecido de forma ascendente de resistencia bacteriana.

Bibliografía

  1. https://medlineplus.gov/spanish/helicoba cterpyloriinfections.html
  2. https://www. msdmanuals.com/es/professional/trastor nos-gastrointestinales/gastritis-y• enfermedad-ulcerosa-p%C3%A9ptica/infecci %C3%B3n-por-helicobacter-pylori