El método BLW: una forma intuitiva de introducir alimentos sólidos a los bebés. Beneficios que nos aporta y consideraciones a tener en cuenta

Incluido en la revista Ocronos. Vol. VI. Nº 6–Junio 2023. Pág. Inicial: Vol. VI; nº6: 348

Autor principal (primer firmante): Yasmina de Martino Mesa

Fecha recepción: 30 de mayo, 2023

Fecha aceptación: 27 de junio, 2023

Ref.: Ocronos. 2023;6(6) 348

Autores:

  1. Yasmina de Martino Mesa. Enfermera
  2. Leticia Briz Lacaba. Matrona
  3. Beatriz Alba Sánchez. Matrona
  4. Soraya Bakir Laso. Matrona
  5. Raquel Plaza Cardenete. Matrona
  6. Benjamin Daniel David Marques. Enfermero

Resumen

Baby-Led Weaning o también conocido como BLW es un nuevo método de alimentación que permite al bebé seguir sus propios ritmos y experimentar con los alimentos, texturas, sabores y olores de una forma más natural ya que ofrecemos el alimento en formas sólidas, sin camuflar en purés.

Se obtienen importantes beneficios, pero también hay que seguir una serie de recomendaciones por la seguridad del bebé y la tranquilidad de los padres.

Palabras clave:

Baby Lead Weaning, método BLW, bebés, alimentación pediátrica, alimentación continua.

Objetivos

Dar a conocer a familias, personal sanitario y personal de comedores infantiles, consejos que permitan la aplicación del BLW de una forma segura y además sepan identificar cuando el bebé está preparado para iniciar la alimentación complementaria sin riesgos.

Métodos

Se ha realizado consultas en distintas bases de datos como: Scielo, Medline, PubMed, páginas web de organismos oficiales y la Asociación Española de Pediatría (AEPED) entre otras.

Finalmente, tras la búsqueda se incluyeron: Artículos en español, de acceso gratuito y que permitieran la lectura del texto completo.

Introducción

El Baby-Led Weaning es un enfoque de alimentación complementaria que ha ganado popularidad en los últimos años. El término BLW fue acuñado por Gill Rapley, coautora del libro “Baby-Led Weaning: The Essential Guide to Introducing Solid Foods”, el cual fue publicado el 2008 en Reino Unido (2).

A diferencia de los métodos tradicionales de alimentación de los bebés, el BLW se basa en permitir que los bebés exploren los alimentos sólidos por sí mismos, en lugar de alimentarlos con purés y papillas y su comienzo se realiza alrededor de los 6 meses de edad.

Se les presentan alimentos en trozos o palitos que pueden agarrar y llevarse a la boca por sí mismos. El método BLW fomenta la independencia, el desarrollo de las habilidades motoras y el descubrimiento de diferentes sabores y texturas

Resultados

Beneficios del método Baby-Led Weaning

El Baby-Led Weaning ofrece una serie de beneficios tanto para los bebés como para los padres. Algunos de estos beneficios incluyen:

  • Desarrollo de habilidades motoras: Al permitir que los bebés manipulen los alimentos y los lleven a la boca, se fomenta el desarrollo de la coordinación mano-boca y las habilidades de masticación. (6)

  • Autonomía y autocontrol: El método BLW promueve la independencia y permite que los bebés controlen su ingesta de alimentos, aprendiendo a autorregular su apetito. (2, 6)

  • Exploración de sabores y texturas: Al ofrecer alimentos en su forma natural, los bebés tienen la oportunidad de experimentar una variedad de sabores y texturas desde el principio, lo que puede ayudar a desarrollar una preferencia por alimentos saludables y variados. (3)

  • Participación en las comidas familiares: El BLW fomenta la inclusión del bebé en las comidas familiares, lo que promueve la socialización y la conexión emocional con la alimentación. (2)

Consideraciones importantes para implementar el BLW de manera segura

Si se decide seguir el método BLW, es importante tener en cuenta algunas consideraciones para garantizar la seguridad y el bienestar del bebé:

  • Se debe comenzar alrededor de los 6 meses de edad, y si es necesario retrasar el inicio, ya que el bebé necesita estar preparado para comenzar la alimentación. Debe tener una maduración a nivel neurológico, renal, intestinal e inmune. Para comenzar el método BLW nos fijaremos en:

    1. Que haya desaparecido el reflejo de extrusión que consiste en expulsar los sólidos de la boca.
    2. Capacidad para agarrar los alimentos con la mano y de acercarlos a la boca.
    3. Que la sedestación sea madura y el bebé se mantenga erguido con apoyo.
    4. Que exista interés por parte del bebé por los alimentos.

No es aconsejable retrasar el inicio de la alimentación complementaria más allá del séptimo mes ya que su retraso está asociado a complicaciones, como son la aparición de intolerancias, el rechazo a la comida, carencias nutricionales y en habilidades orales motoras. (1, 2, 3, 5, 6)

  • Introducción gradual: Comienza ofreciendo alimentos blandos y fáciles de agarrar, como trozos de frutas o verduras cocidas. A medida que el bebé adquiera habilidades de masticación, se pueden introducir alimentos más firmes. (1)

  • Supervisión constante: Durante las comidas, es fundamental supervisar de cerca al bebé para prevenir el riesgo de atragantamiento. Mantener siempre una postura erguida y evitar distraer al bebé durante la alimentación. (3)

  • Adaptación de alimentos: Al ofrecer alimentos sólidos, es importante adaptar su tamaño y textura a la capacidad de masticación del bebé. Los alimentos deben ser lo suficientemente grandes como para que el bebé pueda agarrarlos, pero lo suficientemente blandos como para que puedan masticarlos sin riesgo. (3)

  • Respeto por las señales de saciedad: El Baby-Led Weaning fomenta que el bebé tenga control sobre su propia ingesta de alimentos. Es esencial respetar las señales de saciedad del bebé y no forzarlo a comer más de lo que desea. Esto ayuda a desarrollar una relación saludable con la comida y a prevenir problemas de sobrealimentación en el futuro. (3)

  • Conocimiento de alimentos prohibidos: Aunque el método BLW permite la exploración de una amplia variedad de alimentos, es importante tener en cuenta que existen ciertos alimentos que deben evitarse debido a su potencial alergénico o riesgo de asfixia, como los frutos secos enteros o la miel y verduras de hoja verde como son las espinacas, borrajas y acelgas, que por su alto contenido en nitratos se recomiendan a partir del año. (1, 3, 6)

  • Preparación para posibles atragantamientos: A pesar de que el Baby-Led Weaning es un método seguro, existe un riesgo mínimo de atragantamiento, aunque no se ha demostrado que sea mayor que en otros métodos de alimentación. (4)

    Para estar preparados, es recomendable tomar un curso de primeros auxilios para bebés que incluya técnicas de desobstrucción de vías respiratorias. Aprender cómo actuar en caso de un atragantamiento puede brindar tranquilidad y seguridad a los padres. (6)

  • Adaptación a las necesidades individuales: Es fundamental recordar que cada bebé es único y puede tener diferentes ritmos de desarrollo y preferencias. Algunos bebés pueden tomar más tiempo para desarrollar habilidades de masticación o pueden mostrar menos interés en los alimentos sólidos al principio. Es importante respetar el ritmo de tu bebé y no compararlo con otros.

Conclusiones

En conclusión, el método BLW permite que los bebés exploren los alimentos de forma independiente, fomentando el desarrollo de habilidades motoras, la autonomía y el disfrute de una amplia variedad de sabores y texturas.

Sin embargo, es importante tener en cuenta las consideraciones de seguridad, como la supervisión constante, la adaptación de alimentos y el conocimiento de alimentos prohibidos.

Al implementar el BLW de manera adecuada y respetando las necesidades individuales de tu bebé, puedes disfrutar de una experiencia enriquecedora y positiva en la introducción de la alimentación complementaria. Siempre consulta con un profesional de la salud para obtener orientación específica sobre la alimentación de tu bebé.

Bibliografía

  1. Gómez Fernádez-Vegue M. Recomendaciones de la Asociación Española de Pediatría sobre alimentación complementaria. Asoc Española Pediatría [Internet]. 2018;23. Disponible en: https://www.aeped.es/sites/default/files /documentos/recomendaciones_aep_sobre_ aliment acio_n_complementaria_nov2018_v3_final.p df
  2. Fuentes Alfaro Valeria, Leonelli Neira Giannella, Weisstaub Gerardo. ¿Qué se sabe actualmente sobre el método de alimentación guiado por el bebé -BLW? Andes pediatr. [Internet]. 2022 Junio [citado 2023 Marzo 24]; 93(3):300-311. Disponible en: http://www.scielo.cl/scielo.php?script=s ci_arttext&pid=S2452- 60532022000300300&lng=es.
  3. Brunner-López O, Fuentes-Martín MJ, Ortigosa-Pezonaga B, López-García AM; Grupo de Especialización de Nutrición Pediátrica de la Academia Española de Nutrición y Dietética. Texturas evolutivas en la introducción de nuevos alimentos: un acercamiento teórico. Rev. Esp. Nutr. Hum Diet. 2019; 23(2): 104-22. Disponible en: https://scielo.isciii.es/scielo.php?scri pt=sci_arttext&pid=S2174-5145201900020 0008
  4. Sánchez González M, Gómez Piqueras P. Baby led weaning, ¿seguro y eficaz? Una revisión narrativa. Pediatría Atención Primaria [Internet]. 2021; XXIII (92):e163-e171. Recuperado de: https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=3 66674141023
  5. Ordóñez Castillo T, Ojeda Sánchez JC, Verdesoto Herrera FE, Martínez Dias GD. Riesgos y beneficios del Baby-Led Weaning, como una nueva propuesta para el inicio de la alimentación complementaria. Salud, Ciencia y Tecnología [Internet]. 31 de diciembre de 2022 [citado 24 de mayo de 2023]; 2(S1):206. Disponible en: https://revista.saludcyt.ar/ojs/index.ph p/sct/article/view/206
  6. Espín Jaime B, Martínez Rubio A. El paso de la teta a la mesa sin guion escrito. Baby led weaning: ¿ventajas?, ¿riesgos? En: AEP ap (ed.). Curso de Actualización Pediatría 2016. Madrid: Lúa Ediciones 3.0; 2016. p. 59-66
  7. Martínez Rubio A, Cantarero Vallejo MD, Espín Jaime B. ¿Cómo orientan los pediatras de Atención Primaria la alimentación complementaria? Rev. Pediatr. Aten Primaria. 2018; 20:35- 44.
Salir de la versión móvil