Atención de Enfermería a mujeres con mastitis puerperal

Incluido en la revista Ocronos. Vol. VI. Nº 6–Junio 2023. Pág. Inicial: Vol. VI; nº6: 263

Autor principal (primer firmante): María Aramburu Zapatero

Fecha recepción: 24 de mayo, 2023

Fecha aceptación: 21 de junio, 2023

Ref.: Ocronos. 2023;6(6) 263

María Aramburu Zapatero. Enfermera.

Resumen

La mastitis puerperal o de la lactancia es un proceso inflamatorio que afecta a las glándulas mamarias, acompañado o no de infección, producido por una extracción ineficaz de la leche. Suele aparecer de forma unilateral y los síntomas más habituales son la hinchazón, el enrojecimiento, el aumento de sensibilidad y de temperatura de la mama.

El profesional de Enfermería está en contacto con la puérpera en las primeras horas tras el parto, por lo que forma, acompaña y resuelve dudas en el inicio de la lactancia.

Publica TFG cuadrado 1200 x 1200

Una buena atención en este punto de partida puede evitar en gran medida futuras mastitis y en el caso de que aparezcan, la atención de Enfermería ira dirigida a la detección, recuperación y ayuda al restablecimiento de una lactancia eficaz.

Introducción

La mastitis puerperal es una patología que afecta a las glándulas mamarias. Se produce una afección inflamatoria de los conductos galactóforos debido a la estasis de leche. En un primer momento aparecerá una ingurgitación mamaria que puede resolverse o derivar en mastitis. La mastitis puede ser o no infecciosa y esto condicionara la aparición de cierta sintomatología y de su tratamiento.

Hoy en día existe una gran promoción de la lactancia materna por los beneficios que esta implica tanto para la madre como para él bebe, a nivel nutricional, afectivo, de desarrollo e inmunitario.

Según la OMS la mastitis puerperal ocurre en alrededor del 10% de las lactancias. En el 95% de los casos aparece en los tres primeros meses, especialmente entre la 2º y 3ª semana de postparto. Su tasa de recurrencia es del 4-8%.

La mastitis puerperal está relacionada con un alto porcentaje de destete precoz y sobre todo indeseado.

La interrupción de la lactancia materna ante el proceso de mastitis es contraproducente para la recuperación. Un amamantamiento a demanda es la mejor medida para resolver la estasis de leche y la diseminación de la infección.

Los tipos de mastitis que existen varían en función del grado de obstrucción, del nivel de la inflamación y de la presencia o no de infección.

publica-articulo-revista-ocronos
  • Ingurgitación o congestión mamaria: Llenado excesivo de las mamas por un desajuste entre la producción y la succión. Las mamas aparecen hinchadas, tensas y dolorosas.
  • Obstrucción del conducto galactóforo: Aparece un vaciamiento ineficaz en una zona del pecho lo que provoca el acúmulo de leche en una zona del pecho.
  • Mastitis no infecciosa: Se produce una estasis de la leche que origina una respuesta inflamatoria.
  • Mastitis subclínica: Existe una respuesta inflamatoria sin evidenciar signos clínicos. Se diagnostica a través de un análisis de la leche.
  • Mastitis infecciosa: Si el estancamiento no se resuelve, la leche es un medio favorable para el crecimiento bacteriano. Las infecciones más habituales suelen darse por Staphylococcus en un 75% de los casos.

Los factores de riesgo más habituales que llevan a la aparición de una mastitis puerperal son:

  • Falta de experiencia de la madre
  • Técnica incorrecta de amamantamiento (mal agarre al pecho).
  • Anomalías en el pezón (grietas, pezón invertido)
  • Anomalías en la cavidad oral de bebe (frenillo corto, labio leporino)
  • Horarios restrictivos que conllevan ingurgitación mamaria.
  • Sobrecarga láctea por vaciamiento incompleto.
  • Primiparidad.
  • Factores psicológicos como el estrés y trauma postparto.
  • Utilización de ropa muy ajustada.

Los signos y síntomas más comunes de esta afección son:

  • Mastalgia local
  • Eritema, aumento de la sensibilidad, calor local.
  • Masa intramamaria palpable y dolorosa.
  • Malestar general y escalofríos, similar a una gripe.
  • Fiebre de 38-40º.
  • Expulsión de secreción purulenta por el pezón.
  • Adenopatías axilares.

No es necesario que aparezcan todos estos síntomas para padecer una mastitis puerperal. En función de la gravedad y del tiempo que tarde en resolverse se presentara más o menos clínica.

Palabras clave

Mastitis, lactancia, atención de Enfermería.

Objetivos

  • Conocer los signos y síntomas que aparecen en esta patología.
  • Identificar las causas que ocasionan la mastitis.
  • Determinar los cuidados de Enfermería a nivel de prevención, de educación para la salud y de tratamiento.

Metodología

Para la realización de este trabajo se ha llevado a cabo una revisión bibliográfica sobre literatura científica existente. Se ha realizado una búsqueda sistemática de libros y de artículos en las principales bases de datos: PubMed, Medline, Scielo.

Resultados

El profesional de Enfermería deberá abordar la educación en materia de lactancia antes del parto. Es importante que la mujer llegue con conocimientos y con confianza en su capacidad de amamantar.

Esto hará que pueda afrontar de forma más sencilla cualquier complicación que se genere durante el proceso. Es importante valorar las expectativas de la madre y también realizar una formación previa sobre las técnicas del amamantamiento.

Una vez sucedido el parto, el profesional de Enfermería acompañará en esas primeras horas a la madre y su bebe y podrá solucionar dudas, ofrecer consejos en el inicio de la lactancia.

Durante el periodo de postparto es cuando aumenta la posibilidad de que se generen complicaciones, en este caso la mastitis puerperal y aquí es donde se encaminara el proceso de atención de Enfermería a un tratamiento que solvente el problema y que evite un destete precoz.

Cuanto antes se inicie el tratamiento, antes llegara la recuperación y la continuidad de una lactancia satisfactoria

  • Lo más importante y efectivo es continuar con el amamantamiento ya que la extracción efectiva de leche por parte del bebe contribuirá a desobstruir el conducto. Aquí se instruirá sobre cómo mejorar el agarre del pecho y que posturas favorecen al vaciado de determinadas partes de la mama.
  • Calor local para favorecer la vasodilatación.
  • Uso de antiinflamatorios y antitérmicos para mejorar el dolor y la posible fiebre.
  • Antibiótico: se iniciará el tratamiento pautado por orden medica en caso de que el vaciamiento no haga remitir los síntomas. No está contraindicado con la continuidad de la lactancia.

Los elementos fundamentales del tratamiento de la mastitis infecciosa son llevar a cabo una extracción correcta y efectiva de la leche, realizar una buena técnica de amamantamiento, no reducir las tomas y proporcionar la medicación adecuada para la mejora sintomatológica y la eliminación de la infección.

Conclusiones

Tras esta revisión bibliográfica podemos evidenciar que las madres y más concretamente las primigestas necesitan una captación preparto para recibir información y llegar con una buena capacitación al momento del parto.

Es fundamental que el profesional de Enfermería abarque de forma holística todas sus necesidades desde las más técnicas a las más emocionales.

Dar pautas sobre técnicas de amamantamiento, sobre la evolución de la lactancia en los primeros días y a lo largo de los meses. Capacitar a la mujer en la detección de síntomas relacionados con la mastitis. Acompañar en la resolución del problema y animar a la continuidad de la lactancia.

Nuestro papel principal es ayudar a conseguir una lactancia exitosa y duradera y disponer de todas las herramientas para evitar complicaciones frecuentes como la mastitis puerperal.

Bibliografía

  1. Organización Mundial de la Salud. Mastitis. Causas y manejo. [Internet]. Ginebra; 2000 [cited 2022 May 29]. Available from: https://apps.who.int/iris/bitstream/hand le/10665/66925/WHO_FCH_CAH_ 00.13_spa.pdf?sequence=1
  2. Avilés Arana, J. J. (2019). Proceso de atención de Enfermería en paciente con Mastitis (Bachelor’s thesis, Babahoyo: UTB-FCS, 2019).
  3. Krogerus C, Wernheden E, Hansen LB. [Mastitis]. Ugeskr Laeger. 2019 Nov 18;181(47):V07190396. Danish. PMID: 31791447.
  4. Espínola-Docio B, Costa-Romero M, Díaz-Gómez NM, Paricio-Talayero JM; Comité de Lactancia Materna, Asociación Española de Pediatría. Mastitis. Puesta al día [Mastitis update.]. Arch Argent Pediatr. 2016 Dec 1;114(6):576-584. Spanish. doi: 10.5546/aap.2016.576. PMID: 27869418.