Aspectos a tener en cuenta sobre identidad de género en el Servicio Aragonés de Salud

Incluido en la revista Ocronos. Vol. VI. Nº 12–Diciembre 2023. Pág. Inicial: Vol. VI; nº 12: 173

Autor principal (primer firmante): Gracia Flora García Cerrudo

Fecha recepción: 13/11/2023

Fecha aceptación: 10/12/2023

Ref.: Ocronos. 2023;6(12): 173

Autores

  •    Gracia F. García Cerrudo
  •    Diego Llorente Mateo
  •    Ana Isabel Albert Galán
  •    Judith Casas Losada
  •    Elisa García Balvin

Resumen

Es necesario conocer en qué atañen las leyes aragonesas en materia de orientación sexual e identidad y expresión de género para realizar nuestra laboral conociendo y respetando los derechos de las personas que se recogen en sus respectivos ámbitos de aplicación para evitar toda discriminación posible sobre la materia.

Palabras clave: Expresión de género, identidad de género, autodeterminación, discriminación por motivos de orientación sexual, transfobia

Introducción

Como personal estatutario del Servicio Aragonés de Salud, debemos desarrollar nuestra labor profesional atendiendo a la legislación estatal y autonómica vigente sobre diferentes materias que tienen implicación en el ámbito sanitario.

En el caso de la orientación sexual y la expresión e identidad de género, hemos de conocer dos normativas autonómicas que dedican artículos e incluso algún título completo al campo de salud.

En el presente artículo veremos los diferentes tipos de discriminación que pueden existir sobre la materia, así como los derechos que existen y que debemos proteger y respetar y velar porque el resto también los cumpla durante la atención sanitaria de las personas que son objeto de su ámbito de aplicación.

Objetivos

  • Conocer los derechos relacionados con la identidad de género para evitar cualquier tipo de discriminación relacionada con ellos.
  • Proteger los derechos de las personas relativos a su identidad de género para protegerlos y respetarlos durante toda la intervención sanitaria.
  • Cumplir, además, las obligaciones de tipo administrativo y de cualquier otro tipo, durante la atención de las personas cualquiera que sea su identidad y expresión de género.

Métodos

La metodología empleada para la realización del presente artículo ha consistido en el estudio comparado de la Constitución Española, la legislación básica vigente en materia de derechos sanitarios y atención al paciente y las leyes aragonesas en materia de identidad de género.

Resultados

El ámbito sanitario no puede quedar al margen, ya que en ambas leyes existen artículos dedicados al ámbito sanitario específicamente, por lo que debemos conocerlas para evitar cualquier tipo de discriminación y para proteger los derechos relacionados con la orientación sexual y la identidad y expresión de género.

Ley 4/2018, de diecinueve de abril

Ley 4/2018, de diecinueve de abril, de Identidad y expresión de género e igualdad social y no discriminación de la CCAA de Aragón.

Conocida comúnmente como la Ley Trans aragonesa, fue la primera en dictarse en la Comunidad Autónoma, por lo que resulta más básica y dedica parte de su articulado a definiciones y a enumerar los tipos de discriminación que pueden darse.

En concreto, el Título II recoge las medidas que en el ámbito de la salud han de tenerse en cuenta para las personas trans pero también es muy importante que antes de ahondar en lo que nos atañe específicamente, nos hayamos familiarizado previamente con las definiciones y los diferentes tipos de discriminación.

También conviene recordar los principios básicos que son dos fundamentalmente: se reconoce el derecho a la identidad de género libremente manifestada y la no discriminación de cualquier tipo.

Artículo 3

En él, se reconoce el derecho a la privacidad, como el resto de pacientes, pero incidiendo en el derecho que poseen para decidir si quieren dar a conocer al personal que les está atendiendo sobre su orientación sexual, diversidad corporal o identidad de género o si deciden no hacerlo, pues estarán en su derecho.

Para esto existen medidas administrativas concretas que pueden adoptarse para garantizar que la mención a las personas que atendemos, refleje la propia identidad de género manifestada. Es decir, si quieren que nos relacionemos en femenino, lo haremos independientemente de lo que indique su documento identificativo. Es lo que hemos hablado anteriormente sobre la autodeterminación.

Vuelve a señalar la necesidad de garantizar el tratamiento adecuado en materia de salud en general, no solamente la relacionada con su genitalidad y el derecho a que las personas LGTBI reciban dentro del sistema de salud un trato igualitario, digno y respetuoso.

Artículo 4.4

Es muy importante conocerlo y desde el principio se hizo bastante conocido pues en prensa se comentó bastante sobre él. Prohíbe lo que se conocen como las terapias de aversión o de conversión

Igualmente es fundamental saber que también prohíbe las cirugías genitales de las personas intersexuales cuando no sea por decisión propia o porque sea necesario para asegurar una funcionalidad biológica relacionada con su salud.

Artículo 6

Trata sobre los de los menores de edad trans y sus derechos por lo que también es muy importante tanto para personal administrativo a la hora de formularios y otra documentación administrativa, como para los propios profesionales médicos encargados de su asistencia, pues tienen que tener en cuenta quién debe prestar el consentimiento informado.

Artículo 14

Muy relacionado con el anterior, pues lo completa, al puntualizar sobre las diferentes situaciones según el tramo de esas en que se encuentre, pues tendrá sus respectivas implicaciones sobre el consentimiento informado y cómo podrá ser recurrida antes el Juez en caso de discrepancias entre menor y progenitores o tutores o en caso de que los responsables médicos consideren que puede afectar negativamente la salud del menor.

Otros artículos recogen otros hechos importantes como la creación de la Unidad de Identidad de Género, o la necesidad de elaborar y publicar Guías de Recomendaciones y Protocolos Clínicos que como en casi todas las leyes, quedan pendientes de desarrollar posteriormente.

Ley 18/2018, de 20 de diciembre

Ley 18/2018, de 20 de diciembre, de igualdad y protección integral contra la discriminación por razón de orientación sexual, expresión e identidad de género en la CCAA de Aragón.

Esta ley, posterior a la que ya hemos comentado, está más enfocada en la prevención de situaciones discriminatorias hacia lo que podemos denominar el colectivo LGTBI+ pues en sus siglas podemos encontrar las diferentes situaciones en que puede encontrarse una persona en función de su orientación sexual, su expresión y su identidad de género. Cabe señalar que podríamos decir que emplear este término o trans es reduccionista, pero lo hacemos únicamente para escribir de forma abreviada sobre esta materia.

En ella, podemos encontrar más de seis artículos que hacen referencia expresamente al ámbito de la salud recogidos en el Capítulo II.

Artículo 11

En el primero de ellos, recuerda que todas las personas usuarias del sistema sanitario público de Aragón tienen derecho al disfrute de su salud integral al mayor alto nivel posible. Es decir, todas las personas tienen derecho a que se tengan en cuenta las diferentes partes que conforman lo que llamamos salud integral. No lo limita solamente a las personas LGTBI y sus familiares y no solamente hare referencia a la salud sexual o reproductiva de estas personas, sino que ésta es solo una parte del todo.

En este artículo 11, señala que el Sistema Sanitario Público Aragonés garantizará que su política sea respetuosa con el citado colectivo: Para ello incorporará programas y servicios específicos que garanticen que se tienen en cuenta las particularidades necesarias. Estos programas de prevención y promoción buscan, como ya hemos comentado varias veces una atención eficaz y plena.

Además, buscará promover que las terapias psicológicas sean lícitas y respetuosas rechazando como en la ley anteriormente comentada las prácticas aversivas.

También, promoverá tanto en el ámbito asistencial como en el hospitalario la atención y servicio de pares.

Quizás el último párrafo sea especialmente importante a la hora de conocer dos particularidades:

  • Equipara los derechos y obligaciones que se reconoce en la Ley 41/2002 a los cónyuges o familiares más próximos con los miembros de las parejas estables sea cual sea su orientación sexual o su expresión o identidad de género.
  • El consentimiento informado por sustitución se considerará como familiar a la pareja estable haciendo referencia a la Ley de Salud de Aragón.

Parte de la atención integral, pasa por la atención sanitaria y reproductiva recogida en el artículo 12 en que destacamos dos detalles.

Sobre los programas y protocolos específicos que hemos mencionado, éstos han de responder como decíamos a las necesidades sexuales y reproductivas de mujeres trans o bisexuales, así como de los hombres trans.

Accederán en igualdad de condiciones a técnicas de reproducción asistida todas las personas que posean la capacidad gestante.

En el artículo 13 menciona expresamente que las personas que trabajan en el ámbito sanitario deberán poseer formación especializada en la materia.

Además, recalca que las actuaciones relacionadas con el ámbito sanitario siempre deberán respetar los derechos de las personas LGTBI así como evitar cualquier tipo de discriminación o de trato vejatorio.

En el artículo 14 se recogen las medidas de prevención de infecciones o enfermedades de transmisión sexual (ETS) para lo que se llevarán a cabo programas de educación sexual y de prevención de infecciones fundamentalmente entre jóvenes, con especial hincapié en los métodos profilácticos y evitar la transmisión del VIH.

Además, habla sobre las estrategias y medidas que para favorecer la prevención y detección de estas enfermedades para que puedan acceder a métodos preventivos o a distintos tratamientos.

Otro objetivo importante es que tanto las personas LGTBI como las entidades o asociaciones que formen, participen en las políticas relativas a la salud sexual para que no vengan impuestas o realizadas desde fuera sin contar con la población verdaderamente implicada.

Aunque en la anterior ley ya hemos hablado sobre el consentimiento, en ésta el artículo 15 lo puntualiza del siguiente modo: requiere que el consentimiento atienda al desarrolle y madurez y lo recogido en la Ley de Salud de Aragón en caso de contar con suficiente juicio. Como es lógico ninguna de estas leyes se contradice entre sí.

Muy importante lo que recoge el artículo 16 para personal de tipo administrativo como para todo el personal que maneja documentación e historias clínicas, es que los impresos deben tener en cuenta la heterogeneidad de las familias y las especiales circunstancias de las personas LGTBI incluyendo la autodeterminación de género. Es decir, los formularios han de tener en cuenta que pueden existir dos padres o dos madres, solamente un padre…pero también permitir que reflejen cómo realmente se percibe la persona y no obligatoriamente como queda recogido en el documento acreditativo de su identidad (DNI,NIE…) lo que supone un gran avance.

Discusión

Tras el estudio comparado de ambas, y el debate generado en el grupo, concluimos necesidad que todo el personal, que en su labor profesional tienen relación con pacientes conozca la materia y esté sensibilizada con la temática trans, para que puedan desarrollar las funciones encomendadas de la mejor manera, evitando situaciones discriminatorias y ofreciendo una asistencia sanitaria de calidad. Es importante que se forme tanto al personal sanitario como al de gestión y servicios.

Además, como en el articulado de la Ley 4/2018 incluso se recoge de quién es competencia la formación en la materia, vemos la importancia que se le da al tema por lo que debemos ser conscientes de que no es solamente una recomendación, sino que se trata de un objetivo y al mismo tiempo, una obligación buscar proporcionar la mejor atención para las personas trans dentro del Servicio Aragonés de Salud.

Conclusiones

La primera y fundamental es que las profesionales del campo de la salud, debemos tener formación especializada sobre identidad y expresión de género y sobre orientación sexual. Y en los textos estudiados se recoge que será el Departamento Competente en materia de salud quien garantice esta formación.

Además, algo que no se puede aprender pero que sí se puede mejorar y profundizar es el tener sensibilización en la materia para poder prestar ayuda sociosanitaria a las personas LGTBI cumpliendo con los derechos que les son reconocidos, en condiciones de seguridad y no discriminación para que disfruten de una asistencia sanitaria respetuosa y de calidad tal y como recogen ambas leyes.

Bibliografía

  1. Ley 6/2002, de 15 de abril, de Salud de Aragón. https://www.boe.es/buscar/act.php?id=BOE -A-2002-9667 https://www.boe.es/eli/es-ar/l/2002/04/1 5/6/con
  2. Ley 41/2002, de 14 de noviembre, básica reguladora de la autonomía del paciente y de derechos y obligaciones en materia de información y documentación clínica. https://www. boe.es/buscar/act.php?id=BOE-A-2002-2218 8 https://www.boe.es/eli/es/l/2002/11/14/4 1
  3. Ley 4/2018, de 19 de abril, de Identidad y Expresión de Género e Igualdad Social y no Discriminación de la Comunidad Autónoma de Aragón. https://www.boe.es/buscar/act.php?id=BOE -A-2018-7154
  4. https://www.boe.es/eli/es -ar/l/2018/04/19/4/con
  5. Ley 18/2018, de 20 de diciembre, de igualdad y protección integral contra la discriminación por razón de orientación sexual, expresión e identidad de género en la Comunidad Autónoma de Aragón. https://www.boe.es/buscar/doc.php?id=BOE -A-2019-2712 https://www.boe.es/eli/es-ar/l/2018/12/2 0/18
Salir de la versión móvil