Radiología intervencionista: el arco quirúrgico en la angiografía digital

La radiología intervencionista es una sub-especialidad de la radiología, que puede definirse como la rama de la radiología que, utilizando procedimientos invasivos y guiada por métodos de imagen, diagnostica y trata numerosos procedimientos patológicos. Los procedimientos se llevan a cabo con la ayuda de las siguientes técnicas de imagen: rayos X, ecografía, resonancia magnética (RM), tomografía computarizada (TAC).

Autoras: Cristina Canal Antón, Paula Sánchez Álvarez y Sara López Rodríguez.

Según el tipo de vaso sanguíneo, podemos hablar de:

– Arteriografías, cuando se trata de arterias.

– Flebografías o venografía, cuando se trata de venas.

Vamos a tratar el tema de la angiografía digital, ya que es un estudio muy frecuente en los quirófanos de vascular en los que es imprescindible la utilización del arco quirúrgico para la realización de la intervención.

MATERIAL

Se revisan varios protocolos de trabajo de radiología en quirófano con arco quirúrgico y guías de trabajo en radiología intervencionista. También se revisan bibliografías relacionadas con el tema, además de la experiencia profesional como trabajadoras en el quirófano de vascular.

RESULTADOS

La angiografía por catéter utiliza un catéter, la guía por rayos X y una inyección de material de contraste para examinar los vasos sanguíneos en áreas clave del cuerpo para identificar anormalidades tales como aneurismas y enfermedades como la aterosclerosis (placa).

publica-TFG-libro-ISBN

La  angiografía digital consigue un gran adelanto frente a la convencional, ya que no hay que esperar por el procesamiento de la imagen, las imágenes se pueden ver de forma inmediata, se pueden detener en el punto deseado, medir y aumentar de manera sencilla y fiable.

Todo es posible a la utilización de un arco quirúrgico, que se compone de:

– Tubo de rayos X con foco fino y foco grueso.

– Generador.

– Intensificador de imagen.

– Sistemas de televisión.

– Procesador de imagen.

– Sistemas de almacenamiento de imagen.

Los arcos quirúrgicos, o arco en forma de “C”, se colocan con el tubo de rayos X por debajo de la mesa de exploración y enfrentado a él se encuentra  el intensificador de imagen. Las imágenes se envían a uno o varios monitores de televisión donde se va siguiendo a tiempo real la exploración.

El trabajo conlleva desde la colocación del arco por parte del celador, vestir de manera estéril el arco por parte de enfermería y el manejo del arco por parte del técnico en radiodiagnóstico bajo las indicaciones del cirujano de vascular.

Todo el personal que se encuentre en la intervención, deberá estar protegido frente a las radiaciones ionizantes con mandil caucho plomado, protector de tiroides, gafas plomadas y guantes plomados en el caso de tener las manos en el camino del haz de radiación.

arco-quirurgico-angiografia-digital

CONCLUSIONES

El técnico de rayos tiene que trabajar conjuntamente con el médico de vascular, la enfermera, auxiliar y el celador de quirófano para la correcta utilización del arco quirúrgico, ya que durante toda la intervención hay que respetar los campos estériles y realizar diversos movimientos con el arco para visualizar desde diferentes proyecciones y planos el estudio a realizar.

arco-quirurgico-arteriografia-digital
arteriografia-digital
arteriografia-carotidea

BIBLIOGRAFÍA

– SERVEI (Sociedad Española de Radiología Vascular e Intervencionista)

– Funciones del Técnico de radiología con aparatos móviles de rayos (Formación Alcalá).

– www.radiologyinfo.org