El aparato locomotor

Incluido en la revista Ocronos. Vol. V. Nº 9–Septiembre 2022. Pág. Inicial: Vol. V; nº9: 112

Autor principal (primer firmante): Raquel Jiménez Pérez

Fecha recepción: 14 de agosto, 2022

Fecha aceptación: 11 septiembre, 2022

Ref.: Ocronos. 2022;5(9) 112

Autores:

  1. Raquel Jiménez Pérez
  2. María Pilar Forcén García
  3. Elena Berdascas Baigorri
  4. María Gloria Quilez Artal
  5. María Belén Ruiz Serrano
  6. Sonia Ramos Martinez

Categoría: TCAE

Palabras clave: conectivo, tejido, fibroso, inflamatorias, alteraciones, movimiento, tendones, traumáticas, cuerpo.

publica-TFG-libro-ISBN

Introducción

El aparato locomotor está integrado por diversos sistemas: esquelético, muscular,

etc., que conforman una serie de estructuras. Toda alteración en cualquiera de ellas va a repercutir en su función.

El tipo de alteraciones resultante dependerá de la naturaleza etiológica responsable de la agresión, de forma que el movimiento puede quedar interferido por alteraciones traumáticas, degenerativas, inflamatorias e infecciosas y tumorales.

Dentro de las alteraciones traumáticas del aparato locomotor pueden distinguirse tres grandes grupos:

  • Fracturas
  • Luxaciones
  • Esguinces

Dentro de las alteraciones degenerativas, encontramos la artrosis, u otras denominaciones como pueden ser: osteoartritis, artropatía degenerativa, etc.

Al hablar de las alteraciones inflamatorias, hay que empezar diciendo que toda estructura que integra el sistema musculoesquelético puede ser susceptible de sufrir una inflamación, ya sea tras una agresión local o como respuesta a una infección sistémica.

Las alteraciones inflamatorias o enfermedades reumáticas que afectan a nivel articular tienen especial importancia, debido a sus elevadas incidencias en la población adulta y a la repercusión social que ello comporta, por ser enfermedades que cursan con un deterioro progresivo de la movilidad, lo cual implica modificaciones en los hábitos de vida de las personas que las padecen y la familia, que deben adaptarse a los déficit motores que el paciente presenta, debiendo proporcionarle a la persona afectada programas específicos de tratamiento y cuidados para conseguir un estilo de vida que le satisfaga y con el que no se sienta incapacitado.

Consideraremos enfermedades inflamatorias:

  • Artritis.
  • Artritis reumatoide.
  • Lupus eritematoso.

Para terminar este pequeño resumen de las enfermedades que pueden afectar a nuestro aparato locomotor decir, que hay un grupo de alteraciones infecciosas entre las que destacamos:

  • Osteomielitis.
  • Tuberculosis ósea.
  • Mal de Pott.

Recuerdo anatomo-fisiológico

El sistema musculoesquelético es el encargado de mantener la postura erecta y permitir el movimiento del individuo. Este sistema complejo está compuesto de huesos, músculos, cartílagos, ligamentos, tendones, bolsas y articulaciones.

Huesos

Las funciones que se le conocen al hueso son:

  • Soportar los tejidos corporales y mantener la estructura esquelética del cuerpo.
  • Proteger los órganos del cuerpo.
  • Servir de almacén de sales minerales como el calcio.
  • Intervenir en la formación de células rojas de la sangre en la médula ósea, proceso de hematopoyesis.
  • Ayudar en el movimiento del cuerpo.

Los tipos de huesos se clasifican en: largos (fémur, húmero), cortos (carpianos), planos (cráneo), irregulares (vértebras)

Músculos

La función principal que se le atribuye a los músculos es la de producir el movimiento del cuerpo, a través de un mecanismo de contracción. El movimiento se produce cuando éstos se contraen y tiran a su vez de los huesos, haciendo como palancas y ayudados por el punto de apoyo que son las articulaciones.

Cartílagos

Una matriz firme compuesta de fibras es lo que forma el cartílago, que tiene como características el ser flexible y no estar vascularizado.

Ligamentos

Formados por bandas de tejido conectivo fibroso y denso, son flexibles y fuertes. Su utilidad radica en dar estabilidad a los huesos y para ello se conectan a los extremos articulares. Estos son los ligamentos colaterales, laterales, medios, etc…

Tendones

Son una extensión de la vaina de tejido fibroso que envuelve a cada músculo, son densos y se extienden para fijarse al hueso.

Fascias

Son hojas de tejido conectivo (liso o fibroso y denso), que se encuentran debajo de la piel (tejido conectivo liso) o formando la envoltura de los músculos, nervios y vasos sanguíneos (tejido conectivo fibroso y denso).

Bolsas

Son pequeños sacos de tejido conectivo localizado en aquellas zonas donde se ejerce presión sobre las partes que tienen movimiento. Están formadas por una membrana sinovial que contiene líquido sinovial. Su función es la de amortiguar la articulación y facilitar el movimiento a los tendones.

Articulaciones

Son los lugares donde se unen los huesos entre sí.

Tejidos blandos

Se denominan así a la piel, músculos, tendones, ligamentos, nervios y vasos sanguíneos. Los tejidos blandos después de un traumatismo pueden lesionarse de forma aislada o acompañados de una fractura ósea.

Bibliografía

  1. Enfermedades del aparato locomotor – Apuntes de Enfermería Clínica – Docsity [Internet]. Docsity.com. [cited 2022 Aug 11]. Available from: https:// www.docsity.com/es /enfermedades-del-aparato-locomotor/ 3844322/
  2. FRACTURAS [Internet]. Genial.ly. [cited 2022 Aug 11]. Available from: https:// view.genial.ly/5b 761aa4e1a5ed6601b3 aa4a/interactive-content-fracturas
  3. Traumatología [Internet]. Ergodinamica. Ergodinámica; 2017 [cited 2022 Aug 11]. Available from: https://www.ergodinamica.com/especialidades/ traumatologia/
close

BOLETÍN DE NOVEDADES

Datos opcionales:

(En ocasiones enviamos información específica para una zona o categoría concreta)

He leído y acepto la Política de Privacidad *

Ver Política de Privacidad y Aviso legal

Su dirección de e-mail solo se utilizará para enviarle nuestra newsletter, así como información sobre las novedades de la revista y Editorial Ocronos. Puede utilizar el enlace integrado en la newsletter para cancelar la suscripción en cualquier momento.