La anquiloglosia en lactantes

Incluido en la revista Ocronos. Vol. V. Nº 5–Mayo 2022. Pág. Inicial: Vol. V; nº5: 103

Autor principal (primer firmante): Tébar Tomás D.

Fecha recepción: 26 de abril, 2022

Fecha aceptación: 23 de mayo, 2022

Ref.: Ocronos. 2022;5(5) 103

Autoras:

Tébar Tomás D, Cía Puyuelo P, Álvarez Martínez A, Cía Puyuelo A, Azcárate Pardos C, González Cintora M.

  1. Deyanira Tébar Tomás- Enfermera Especialista en Obstetricia y Ginecología (Matrona). Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa. Zaragoza. España.
  2. Patricia Cía Puyuelo. Graduada en Enfermería. Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa. Zaragoza. España.
  3. Alicia Álvarez Martínez. Facultativo Especialista en Obstetricia y Ginecología. Fundación Hospital Calahorra. Zaragoza. España.
  4. Andrea Cía Puyuelo. Graduada en Enfermería. Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa. Zaragoza. España.
  5. Cristina Azcárate Pardos- Enfermera Especialista en Obstetricia y Ginecología (Matrona). Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa. Zaragoza. España
  6. Miren González Cintora- Enfermera Especialista en Obstetricia y Ginecología (Matrona).Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa. Zaragoza. España

Palabras clave

Anquiloglosia, frenillo lingual, frenillo, frenotomía, lactancia materna

Key words

Ankyloglossia, lingual frennulum, tongue-tie frenulotomy, breastfeeding,

Introducción

La anquiloglosia o “lengua atada o anclada” es una anomalía frecuente que puede afectar a la alimentación infantil, y que además tiene el potencial de generar otros problemas asociados.

Este trastorno se caracteriza a menudo con un frenillo lingual corto que restringe el movimiento de la protrusión de la lengua hacia adelante, así como su movilidad lateral. Se trata de una afección que puede resultar en problemas para alimentarse, la deglución y el habla. Entre las principales causas que conducen al destete temprano del lactante se encuentran la insuficiencia real o percibida de leche materna, así como dolor en el pezón. Ambos síntomas se asocian a la anquiloglosia y, por tanto, ésta debe considerarse como un factor contribuyente en la evaluación de mujeres y recién nacidos con dificultades al amamantar. (1)

La anquiloglosia ya se conocía en la antigua Grecia. (2) Clásicamente y a lo largo de la historia, en Europa las matronas cortaban los frenillos automáticamente a todos los nacidos, generalmente con sus uñas. En un tratado de medicina del siglo XVII lo describían del siguiente modo: «La partera de nacimiento debe poner su dedo en la boca y limpiarlo de toda inmundicia y ver si el niño es mudo o no». (2) El interés por la lengua disminuyó durante el siglo XIX y hoy en día se considera a la anquiloglosia como un problema infradiagnosticado. (2)(3) Éste infradiagnóstico se ve condicionado por el desconocimiento de algunas consecuencias de esta patología: alteraciones de la columna vertebral, trastornos fonatorios, problemas respiratorios y/o apneas, maloclusiones dentarias, subdesarrollo mandibular, lengua fija, problemas de relación y timidez, dificultades con el habla, la ingesta o la lactancia materna (3)

Cada vez aumenta la detección y diagnóstico de la anquiloglosia o frenillo lingual corto en España. (3) Las cifras actuales de incidencia son muy variables, oscilando entre el 4 y 10% de todos los recién nacidos. La AEPED en 2014 describe cifras entre el 1.7 y el 4.8% pero esos porcentajes se han visto aumentados en los últimos tiempos debido al interés creciente que suscita el tema y al aumento de estudios sobre el mismo (4).

Se ha identificado una predisposición genética para esta patología. Y puede presentarse con herencias de diversos tipos: ligada al cromosoma X, dominante y, en algún caso, recesiva (3) (5). Es frecuente que al realizar una entrevista clínica exploratoria, se comenten casos de familiares a los que les ha ocurrido y que hayan tenido problemas asociados. (3)(5)

Objetivos

Describir la anquiloglosia tanto en cifras de prevalencia como en criterios diagnósticos y de medida y su tratamiento en los lactantes.

Métodos

Se ha realizado una revisión de literatura reciente buscando en metabuscadores con las palabras claves mencionadas previamente.

Resultados

En una reciente revisión sistemática publicada en 2021 y revisando la prevalencia de varios países del mundo se dieron cifras de prevalencia de frenillo lingual del 8% en general, resultado más prevalente en varones debido a una condición hipertrófica del sexo masculino en casi el doble de casos, en otras muestras se da el dato de incluso el triple hombres que sufren esta patología frente a las mujeres que también puedan padecerlo. (5)

En la literatura existen diferentes escalas y herramientas que facilitan el diagnóstico de la anquiloglosia: en primer lugar, se encuentra La Assessment Tool for Lingual Frenulum (ATLFF) de Hazelbaker para evaluar la Función del frenillo lingual, y se fija tanto en el aspecto como en la función del frenillo o la lengua hecha por Hazelbaker en 1993. Puntúa entre 0 y 2 y se diagnostica anquiloglosia significativa si el aspecto es menor o igual a 8 y/o la función es menor o igual a 11 .Es una escala pensada para lactantes menores de un año.(5)

También está la Kotlow Ankyloglossia Diagnostic criteria (Kotlow 1999) en la que se realiza una medición de la lengua libre en milímetros y a partir de ahí se da una anquiloglosia desde leve (clase 1) a completa (clase 4). La normalidad se establece con más de 16 mm de lengua libre. Además, aporta las directrices estructurales para determinar si fuera necesaria una revaluación. (5)

También es importante tener en cuenta la clasificación de Coryllos de 2004 que divide en 4 tipos los tipos de anquiloglosia existentes. (5)

De éstas tres escalas, la ATLFF es la única medida de diagnóstico que ha sido evaluada psicométricamente. La falta de evaluación psicométrica limita la utilidad de las escalas de Kotlow y Coryllos en el diagnóstico de la anquiloglosia y se necesitan investigaciones futuras para evaluarlas. Se sugiere el diseño de nuevas escalas y herramientas diagnósticas, así como la necesidad de más estudios probando estas herramientas de medida. (5)

En la revisión sistemática de Hill et Al. se observó que la prevalencia de la anquiloglosia fue numéricamente mayor (10%) cuando se utilizó una herramienta de evaluación un estandarizada en comparación con solo un examen visual (7%) es un hallazgo importante. Y es posible que esto sea una de las causas explique las grandes diferencias que existen con la prevalencia de los casos que se han estudiado. (5)

Geddes y colegas en 2008 afirmaron que debido al frenillo corto puede no darse sólo una inefectiva transferencia de leche materna, sino también de fórmula. Estos autores quisieron determinar la efectividad de la frenectomía visualizándose por ecografía imágenes de bebés con anquiloglosia con problemas de alimentación persistentes, identificándose dos problemas con el movimiento lingual: la compresión de la base del pezón y la de la punta del mismo, resolviéndose ambos tras la intervención, mejorando la ingesta, la transferencia láctea, el agarre al pecho como también el dolor materno con el acto de amamantar. En dicho estudio se midió la producción láctea observándose un aumento tras la frenectomía. Estos autores concluyeron en que en la evaluación de las dificultades de lactancia la anquiloglosia debe considerarse como un factor contribuyente importante (1)

En la Guía de Práctica Clínica de Lactancia Materna española publicada en 2017 por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad se revisaron varios estudios en relación a la anquiloglosia y la frenotomía y se encontraron numerosas inconsistencias y estudios con problemas de calidad respecto a los hallazgos relativos a ésta. Concluyendo, con una muy baja calidad de recomendación que; la frenotomía podría ser eficaz respecto a la reducción del dolor, el aumenta de su la eficacia y la duración de la lactancia a corto plazo. Además, es una intervención que produce efectos adversos de poca importancia. No obstante, se recomienda la instauración de medidas de apoyo en un primer momento, tras la realización de una correcta historia de lactancia acompañada de una evaluación realizada por profesionales expertos en el tema. La propia guía sugiere al respecto del tema la necesidad de producción de nuevos estudios de mayor calidad que puedan acotar y definir con mayor claridad los grados en la anquiloglosia, sus tipos, y los tratamientos actuales como la frenotomía o las medidas conservadoras para aclarar y conocer sus beneficios riesgos reales. También se recomienda para que la implantación se pueda llevar a cabo que la creación de consultas de lactancia a los que poder derivar los casos de sospecha y la formación de profesionales en la técnica quirúrgica si lo con las medidas primarias no se resuelve el problema. (7)

Conclusiones

La anquiloglosia es un trastorno con una predisposición genética y que merece atención pues es importante y afecta a alimentación de los lactantes, con una media de prevalencia del 8% de la población infantil, existiendo una gran variabilidad entre estudios. Estas cifras han ido en aumento en los últimos años debido seguramente a su infradiagnóstico y el interés que ha generado y los estudios crecientes. Habitualmente afecta a un porcentaje de más del doble de varones que de mujeres por la tendencia que presentan a la hipertrofia de frenillo.

La anquiloglosia puede no sólo dar problemas en la lactancia materna sino también en la alimentación con leche de fórmula. Esto puede ser debido a los problemas que genera en el movimiento lingual y que pueden afectar al agarre del pecho o también a la toma con biberón, en concreto a la compresión de la base del pezón o de la punta del mismo.

En la evaluación de las dificultades con la lactancia materna se ha de considerar la anquiloglosia como un factor contribuyente de importancia. Es aconsejable utilizar las herramientas diagnósticas y escalas existentes: La Assessment Tool for Lingual Frenulum (ASTLF) de Hazelbaker, los criterios de Kotlow (Ankyloglossia Diagnostic criteria) y la clasificación de Coryllos pues se ha comprobado que cuando se hace una medición visual existe un infradiagnóstico en el número de casos. De estas escalas sólo se ha evaluado la ASTLF y las otras dos herramientas necesitarían estudios que ayudasen a conocer su eficacia.

La frenotomía es una intervención que ha demostrado cierta eficacia para la resolución de la anquiloglosia, tanto en la reducción del dolor como en el aumento de duración de la lactancia. No obstante, se han de valorar antes otras opciones antes de su realización; como la corrección postural en la toma y la observación de la colocación y la apertura oral y alineación del recién nacido. Tras estas intervenciones se ha de observar si existe mejoría significativa. Mientras el problema no se solucione se le puede ofrecer a la madre el uso de pezoneras o extracción de leche mediante extractores y la opción de lactar en diferido antes de un posible abandono.

Se necesitan más estudios que aclaren y unifiquen los grados de anquiloglosia, los tipos existentes en ésta y las líneas de tratamiento actuales como las medidas conservadoras versus la frenotomía para conocer su beneficio riesgo con un mayor nivel de evidencia que el actual; considerado de calidad escasa.

Conflictos de interés

Los autores declaran la ausencia de conflictos de interés en el presente artículo.

Bibliografía

  1. Geddes DT, Langton DB, Gollow I, Jacobs LA, Hartmann PE, Simmer K. Frenulotomy for breastfeeding infants with ankyloglossia: effect on milk removal and sucking mechanism as imaged by ultrasound. Pediatrics. 2008 Jul;122(1):e188-94. doi: 10.1542/peds.2007-2553. Epub 2008 Jun 23. PMID: 18573859.
  2. Cullum IM. And old wives tale. European Society of Haematology. BMJ. Sep 1959 (753) 497–498. .
  3. Ruiz Guzmán L, Cueva Quiroz T, Rodríguez Bailón N, Rubira Felices L, Peña Costa C, Gabarrell Guiu C. Herencia de la anquiloglosia: de tal palo, tal astilla. Rev Pediatr Aten Primaria [Internet]. 2019 Sep [citado 2022 Abr 23]; 21(83): e129-e135. Disponible en: http://scielo.isciii.es/scielo. php?script=sci_arttext&pid= S1139-763220190003 00011&lng=es. Epub 09-Dic- 2019.
  4. enfamilia.aeped.es. [Internet] España: Asociación Española de Pediatría. Frenillo lingual corto, ¿Cuándo es un problema? Mayo 2014. Disponible en: https://enfamilia.aeped.es/temas- salud/frenillo-lingual-corto-cuando-es-un-problema
  5. Ferrés Amat E, Pastor Vera T, Rodriguez Alessi P, Ferrés E, Mareque Bueno , Ferrés Padró E, The prevalence of ankyloglossia in 302 newborns with breastfeeding problems and sucking difficulties in Barcelona: a descriptive study.», Eur J Paediatr Dent. 2017 Dic vol. 18 (4) 319-325
  6. Hill RR, Lee CS, Pados BF. The prevalence of ankyloglossia in children aged <1 year: a systematic review and meta-analysis. Pediatr Res. 2021 Aug;90(2):259-266. doi: 10.1038/s4 1390-020-01239-y. Epub 2020 Nov 13. PMID: 33188284.
  7. García A, Guerrero E, Hernández MT, Lagarra C, Martínez-Herrera B, Quintana R, et al., del Grupo de trabajo de la Guía de Práctica Clínica sobre lactancia materna. Guía de Práctica Clínica sobre lactancia materna. Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad; Agencia de Evaluación de Tecnologías Sanitarias del País Vasco OSTEBA. 2017 [internet]. Disponible en: http://www.guiasalud.es/ GPC/GPC_560_La ctancia _Osteba_compl.pdf
Salir de la versión móvil