Angiomas: una visión a través de las malformaciones vasculares

Incluido en la revista Ocronos. Vol. VII. N.º 7–Julio 2024. Pág. Inicial: Vol. VII; N.º 7: 105

Autor principal (primer firmante): Patricia Solanas Amador

Fecha recepción: 04/06/2024

Fecha aceptación: 01/07/2024

Ref.: Ocronos. 2024;7(7): 105

Autores:

  1. Patricia Solanas Amador (TCAE)
  2. Elena Estopiñá Otega (Celadora)
  3. Alicia Val López (TCAE)
  4. Francisco Javier Barrera Carballo (Celador)
  5. Noemí Pérez Sobrecasas (TCAE)
  6. Irene Loire Abete (Grupo gestión de la función administrativa)

Categoría: Técnico en cuidados auxiliares de Enfermería.

Palabras clave: Angiomas.

Publica TFG cuadrado 1200 x 1200

Introducción

Los angiomas, también conocidos como hemangiomas, son malformaciones vasculares benignas que se forman por un crecimiento anormal de vasos sanguíneos. Son un ejemplo de tumor vascular de la piel (no cancerígeno).

Pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo, pero son más comunes en la piel, el hígado, los huesos y el cerebro.

Los angiomas pueden ser de diferentes tipos y tamaños, y pueden variar en color desde rojo brillante hasta azul oscuro.

Tipos de angiomas

  • Hemangioma capilar: El tipo más común de angioma, se caracteriza por pequeños vasos sanguíneos rojos o rosados que se agrupan cerca de la superficie de la piel.
  • Hemangioma cavernoso: Desarrollado por vasos sanguíneos dilatados y tortuosos, y puede ser más profundo que el hemangioma capilar.
  • Hemangioma venoso: Hecho por vasos sanguíneos venosos dilatados y puede tener un color azul o morado.
  • Hemangioma linfático: Formado por vasos linfáticos dilatados y puede tener un color transparente o blanco.

Causas

La causa exacta de los angiomas se desconoce, pero se cree que están relacionados con mutaciones genéticas que ocurren durante el desarrollo fetal. Algunos factores, como los antecedentes familiares de angiomas y la exposición a ciertos medicamentos durante el embarazo, pueden aumentar el riesgo de desarrollarlos.

Síntomas

Los síntomas de los angiomas varían según su tipo, tamaño y ubicación. Algunos angiomas no causan ningún síntoma, mientras que otros pueden causar diversos problemas, como:

Síntomas generales

  • Aparición de una marca en la piel: Suelen manifestarse como una marca roja, rosada, morada o azul en la piel.
  • Dolor: En algunos casos, los angiomas pueden causar dolor, especialmente si están ubicados en zonas sensibles o si crecen de forma rápida.
  • Sangrado: Los angiomas, especialmente los hemangiomas cavernosos, pueden sangrar con facilidad, ya sea de forma espontánea o por traumatismo.
  • Ulceración: En casos raros, alcanzan a ulcerarse, es decir, presentar una herida abierta en la superficie de la piel.

Síntomas según la ubicación

Angiomas en la piel

  • Hemangioma capilar: Suele ser plano y no causa molestias, pero puede crecer y volverse más visible con el tiempo.
  • Hemangioma cavernoso: Puede ser más profundo y causar dolor, sangrado o ulceración.

Angiomas en el hígado

  • Logran ser asintomáticos o causar dolor abdominal, náuseas, vómitos o agrandamiento del hígado.

Angiomas en los huesos

  • Consiguen causar dolor óseo, fracturas o deformidades óseas.

Angiomas en el cerebro

  • Pueden causar convulsiones, dolores de cabeza, problemas neurológicos o incluso accidentes cerebrovasculares.

Diagnóstico

El diagnóstico de los angiomas se basa en el historial médico, el examen físico y pruebas de diagnóstico por imágenes, como ecografías, resonancias magnéticas o tomografías computarizadas.

Tratamiento

El tratamiento de los angiomas depende de su tipo, tamaño, ubicación y síntomas. En algunos casos, los angiomas no requieren tratamiento. En otros casos, pueden tratarse con medicamentos, procedimientos láser, cirugía o embolización.

publica-articulo-revista-ocronos

Opciones de tratamiento

Observación

  • Los angiomas pequeños y asintomáticos, especialmente los hemangiomas capilares en bebés pueden observarse sin tratamiento.
  • En estos casos, el médico realizará controles periódicos para monitorizar el crecimiento y desarrollo del angioma.

Medicamentos

  • En algunos casos, los angiomas pueden tratarse con medicamentos, como corticosteroides orales o propranolol.
  • Los corticosteroides pueden ayudar a reducir el crecimiento y el tamaño del angioma.
  • El propranolol, un betabloqueante, se utiliza principalmente para tratar hemangiomas infantiles, ya que puede ayudar a controlar el crecimiento y reducir el riesgo de complicaciones.

Procedimientos láser

  • El tratamiento con láser puede ser una opción para eliminar o reducir el tamaño de los angiomas cutáneos pequeños.
  • Existen diferentes tipos de láseres que pueden utilizarse, y el tipo específico dependerá del tamaño, la profundidad y el color del angioma.

Cirugía

  • La cirugía puede ser necesaria para eliminar angiomas grandes o que causan problemas graves, como sangrado, ulceración o problemas de desarrollo.
  • El tipo de cirugía dependerá de la ubicación y el tamaño del angioma.

Embolización

  • La embolización es un procedimiento que se utiliza para bloquear el flujo sanguíneo hacia un angioma.
  • Se realiza insertando un catéter en una arteria y guiándolo hasta el vaso sanguíneo que alimenta el angioma.
  • Una vez en su lugar, se inyecta un material que bloquea el flujo sanguíneo, lo que hace que el angioma se encoja.

Elección del tratamiento

  • La elección del tratamiento adecuado para un angioma dependerá de varios factores, como el tipo, tamaño, ubicación y síntomas del angioma, así como la edad y la salud general del paciente.
  • El médico discutirá las diferentes opciones de tratamiento con el paciente y le ayudará a elegir la mejor opción para su caso individual.

Complicaciones y pronóstico

Las complicaciones de los angiomas son raras, pero pueden incluir sangrado, ulceración, infección y problemas de desarrollo en los niños.

El pronóstico de los angiomas es generalmente bueno. La mayoría de los angiomas no son cancerosos y no causan ningún problema grave de salud. Sin embargo, algunos angiomas pueden requerir tratamiento de por vida para controlar los síntomas y prevenir complicaciones.

Conclusión

Es importante destacar que la mayoría de los angiomas son benignos y no causan ningún problema grave de salud. Sin embargo, algunos angiomas, especialmente los que crecen de forma rápida, los que están ubicados en zonas sensibles o los que causan síntomas graves, pueden requerir tratamiento médico.

Bibliografía

  1. https://seacv.es/
  2. https://www.ncbi.nlm.n ih.gov/pmc/articles/PMC3352592/
  3. https: //cuidateplus.marca.com/enfermedades/d ermatologicas/angioma.html
  4. https://www .topdoctors.es/diccionario-medico/angiomas