A propósito de un caso: anemia crónica en paciente joven como manifestación de enfermedad de Crohn

Incluido en la revista Ocronos. Vol. IV. Nº 1– Enero 2021. Pág. Inicial: Vol. IV; nº1:81

Autor principal (primer firmante): Sara Atarés López

Fecha recepción: 1 de enero, 2021

Fecha aceptación: 19 de enero, 2021

Ref.: Ocronos. 2021;4(1):81

Autores:

Atarés López S., Sarvise Mata M., Ochoa Rojas M., Poveda Serrano P., Elías Caballero C.

Categoría profesional

publica-TFG-libro-ISBN

Médico adjunto de Servicio de Urgencias de Hospital General San Jorge.

Introducción

La enfermedad de Crohn es un tipo de enfermedad inflamatoria intestinal que se caracteriza por la inflamación transmural y discontinua del tracto intestinal, pudiendo afectar a cualquier porción del tracto gastrointestinal (desde la cavidad oral hasta el área perineal), siendo la localización ileocecal la más frecuente.

La clínica depende de la localización y la presencia de complicaciones, los síntomas más frecuentes son el dolor abdominal, diarrea intermitente (con o sin sangrado), astenia y pérdida de peso. La anemia es una de las complicaciones extra-intestinales más frecuente en pacientes con enfermedad inflamatoria intestinal, pudiendo tener múltiples causas que además pueden coexistir en un mismo paciente (ferropenia, déficit de vitamina B12 o de folatos, anemia de proceso crónico) siendo la ferropenia la etiología más común.

Resumen

Varón de 19 años con antecedente a destacar de anemia ferropénica de tres años de evolución que se había atribuido a fisura anal recurrente. Acude a Urgencias Hospitalarias por cuadro de tres días de evolución de vómitos persistentes con intolerancia oral, fiebre, dolor abdominal hipogástrico continuo y ausencia de deposición.

En la anamnesis dirigida refiere cuadro de astenia durante los últimos tres años junto con cifras de hemoglobina de hasta 100 g/l y ferropenia. No había recibido tratamiento con hierro ni se habían realizado estudios complementarios habiéndose atribuido a rectorragias ocasionales en el contexto de fisura anal recurrente. Relataba pérdida de 2-3 Kg de peso en la última semana en relación a la intolerancia oral por los vómitos. No recordaba episodios de diarrea, no otros sangrados macroscópicos, no inflamaciones articulares ni alteraciones de la piel.

A la exploración física destacaba regular estado general, aunque con constantes vitales mantenidas, ojeroso, palidez mucocutánea y signos de deshidratación. La auscultación cardiopulmonar era normal, el abdomen presentaba ruidos hidroaéreos de características normales, era blando, depresible y no doloroso a la palpación.

En Urgencias se solicita analítica de sangre donde destaca anemización con hemoglobina 8 g/L microcítica e hipocroma. Se observa aumento de reactantes de fase aguda con leucocitosis de 12700 cel/L con desviación izquierda y PCR de 12.22 mg/dl además de leve hipoalbuminemia de 3.13 g/dl.

Ante el cuadro de vómitos e intolerancia oral con aumento de reactantes de fase aguda, anemia grave de larga evolución y leve hipoalbuminemia se cursa ingreso en planta de Aparato Digestivo por sospecha de enfermedad inflamatoria intestinal o síndrome malabsortivo.

Durante el ingreso, el paciente presenta mejoría progresiva del cuadro de vómitos sin tratamiento específico. Se realiza TAC abdomino-pélvico con diagnóstico de ileitis distal-terminal, colonoscopia con hallazgo de válvula ileocecal ulcerada y gastroscopia con duodenitis con presencia de erosiones y úlceras superficiales. A la espera de resultados de biopsias y enteroRMN dan alta con sospecha de Enfermedad De Crohn y tratamiento con corticoides.

En la revisión de consultas externas los resultados de RMN y biopsias confirman diagnóstico de Enfermedad de Crohn por lo que se inicia tratamiento con infliximab.

A día de hoy el paciente está asintomático, sin dolor abdominal, sin diarrea ni estreñimiento ni aparición de nueva sintomatología, las cifras de hemoglobina se han corregido siendo en la actualidad de 14’5 g/l.

Palabras clave

  • Enfermedad de Crohn
  • Anemia
  • Vómitos

Conclusiones

En países desarrollados, las pérdidas sanguíneas son la primera causa de anemia ferropénica, siendo las pérdidas menstruales la causa más frecuente en mujeres de edad fértil, y las pérdidas la más frecuente en varones y mujeres postmenopáusicas. Otras causas de ferropenia son la malabsorción (enfermedad celiaca, gastritis atrófica, infección por H. Pylori, gastrectomía, cirugía bariátrica) o el aumento de requerimientos fisiológicos (embarazo, lactancia…)

La presencia de anemia ferropénica crónica en un varón nos obliga a iniciar tratamiento con suplementos de hierro y a buscar el origen del déficit pues puede ser la manifestación de una celiaquía, una gastritis por Helycobacter pylori, una gastritis atrófica o una enfermedad inflamatoria intestinal, como en el caso expuesto.

Bibliografía

  1. Algara San Nicolás M, García Villa A, Masedo González Á. Enfermedad inflamatoria intestinal. En: Suarez Pita D, Vargas Romero J.C, Salas Jarque J, Losada Galván I, de Miguel Campo B. et al, editores. Manual de Diagnóstico y Terapéutica Médica (8º edición) Hospital Universitario 12 de Octubre. Madrid. MSD. 2016. P. 943-965
  2. Muíño López-Álvarez X.L, Herrera Díaz L.D. Fisterra. Guía clínica de Anemia Ferropénica. [Internet] España. Elsevier. [Última revisión: 06 de Junio de 2019]. Disponible en: https://www.fisterra.com/
  3. Bermejo F, García-López S. Anemia ferropénica en la enfermedad inflamatoria intestinal. Elsevier. Enfermedad Inflamatoria Intestinal al Día. 2015;14(1): 11-20