Análisis de la actuación del celador en el servicio de farmacia hospitalaria. Aspectos generales descritos en la literatura científica actual

Incluido en la revista Ocronos. Vol. IV. Nº 7–Julio 2021. Pág. Inicial: Vol. IV; nº7: 50

Autor principal (primer firmante): Enrique Fayos Monzó

Fecha recepción: 20 de Junio, 2021

Fecha aceptación: 4 de Julio, 2021

Ref.: Ocronos. 2021;4(7): 50

Autor: Enrique Fayos Monzó

Categoría profesional: Celador

Resumen

El servicio de farmacia hospitalaria es un servicio orientado a la Atención Farmacéutica de los pacientes hospitalizados y pacientes externos al hospital. En un servicio de farmacia hospitalaria trabajan gran cantidad de profesionales, tanto sanitarios como no. Entre ellos se encuentran enfermeros, auxiliares de Enfermería (TCAE), técnicos de farmacia, celadores, auxiliares administrativos y farmacéuticos. Entre las tareas más destacables del celador adscrito a farmacia son el traslado y colocación de la farmacia pesada, es decir, sueros, alcoholes, nutrición parenteral, agua destilada, etc. todos ellos todos ellos en gran cantidad y bultos pesados.

Publica TFG cuadrado 1200 x 1200

Cabe destacar que el celador no tiene asignadas funciones sanitarias ya que se encuentra englobado en el grupo de personal estatutario de gestión y servicios. El celador se rige por las funciones que, en su mayor parte, (no derogadas por la Ley 55/2003, de 16 de diciembre, Estatuto Marco del Personal Estatutario de los Servicios de Salud) según el Estatuto del Personal No Sanitario de las Instituciones Sanitarias de la Seguridad Social (Orden de 5 de julio de 1971, del Ministerio de Trabajo), son de “ayuda” o “auxilio” al personal sanitario en el servicio de farmacia hospitalaria.

En ningún caso el celador ejercerá funciones sanitarias ni informará sobre los protocolos farmacéuticos y los tratamientos de los pacientes hospitalizados y los ambulantes, aunque tenga conocimientos de ellos. Por eso, el celador debe estar atento a las demandas de los pacientes, atenderlos y oir sus peticiones y demandas, bien remitiéndolos a los profesionales farmacéuticos, facultativos o personal sanitario de las unidades correspondientes.

Es de vital importancia orientar e informar sobre cuestiones generales (no sanitarias ni administrativas) a los pacientes y usuarios en las funciones donde los profesionales celadores puedan maximizar su rendimiento en colaboración y coordinación con el resto del equipo del servicio de farmacia.

Palabras clave

Celador, funciones, asistencia, farmacia, medicamentos.

Metodología

Para la realización de este artículo científico nos hemos basado en las funciones específicas del celador de la Orden de 5 de julio de 1971 conforme al Estatuto del Personal no sanitario al Servicio de las Instituciones Sanitarias de la Seguridad Social y que no han sido derogadas por la Ley 55/2003, de 16 de diciembre, Estatuto Marco del Personal Estatutario de los Servicios de Salud en su Disposición Transitoria sexta.

Objetivo

Corresponde a los celadores realizar las funciones correspondientes en las unidades del servicio de farmacia de los hospitales y centros sanitarios. A tales efectos se atendrán a las instrucciones que reciban del citado personal que tenga atribuida la responsabilidad en la esfera de su competencia del departamento o servicio donde actúe el celador (servicio de farmacia).

publica-articulo-revista-ocronos

Algunas de las funciones pueden ser realizadas por el celador con total independencia, en otros casos debe realizarlas bajo la supervisión del personal sanitario.

Funciones

Las funciones más importantes del celador en la asistencia al personal sanitario, pacientes y usuarios con respecto a las unidades de farmacia hospitalaria (Orden de 5 de julio de 1971, del Ministerio de Trabajo, por la que se aprueba el Estatuto de Personal no Sanitario al Servicio de las Instituciones Sanitarias de la Seguridad Social) son:

  1. Recepción del material. El celador es responsable de la recepción de paquetes y bultos de farmacia pesada, que el proveedor suministra a la farmacia, procederá a la comprobación de los bultos recibidos que deben coincidir con los albaranes entregados.
  2. Acondicionamiento del material. El celador procederá a colocar en el almacén de farmacia, el material recepcionado que se corresponderá con la farmacia pesada (alcoholes, sueros, aguas destiladas, nutriciones, etc.)
  3. Transporte del material dentro de la farmacia.
  4. Preparación de alcohol.
  5. Tramitarán o conducirán sin tardanza las comunicaciones verbales, documentos, correspondencia u objetos que les sean confiados por sus superiores.
  6. Trasladarán de unos servicios a otros, los aparatos o mobiliario que se requiera.
  7. Realizarán excepcionalmente aquellas labores de limpieza que se les encomiende cuando su realización por el personal femenino no sea idónea o decorosa en orden a la situación.
  8. Darán cuenta a sus inmediatos superiores de los desperfectos o anomalías que encontraren en la limpieza y conservación de la farmacia.
  9. Traslado de carros unidosis.
  10. No permitirá el acceso a las dependencias de la farmacia más que a las personas autorizadas para ello.

Resultados

Es de vital importancia la labor auxiliar del celador con respecto a la ayuda al personal sanitario en las unidades de farmacia hospitalaria, así como la correcta comunicación con el resto del equipo de la unidad para de esta manera formar un grupo de trabajo bien cohesionado. El celador en estas labores debe conocer muy bien cuál es su cometido y cuál es su misión en cada situación en la que se puede encontrar en el día a día en el área de farmacia de un hospital.

Conclusión

El celador de los centros sanitarios deberá colaborar en las diversas funciones a ellos atribuidas. Estas intervenciones del celador, son de vital importancia para el buen funcionamiento de los equipos multidisciplinares e indispensables para el buen desarrollo de estas unidades hospitalarias y centros sanitarios en su relación con los profesionales sanitarios en las unidades de farmacia hospitalaria.

El celador deberá ser correcto y respetuoso con los usuarios, pacientes y familiares, así como colaborador con los profesionales sanitarios de estos servicios sanitarios.

Bibliografía

  1. Orden de 5 de julio de 1971, del Ministerio de Trabajo, por la que se aprueba el Estatuto de Personal no Sanitario al Servicio de las Instituciones Sanitarias de la Seguridad Social (B.O.E. nº 174, de fecha 22 del mismo mes)
  2. Badós López, A. y García Grau, A. (2011)
  3. El apoyo psicológico del celador. Juan Tomás Giménez Casas
  4. Calidad de vida: una revisión teórica del concepto – SciELO –
  5. https:// scielo.conicyt.cl
  6. https:// www.ifp.es/blog/ que-es-un-celador- y-que-hace
  7. RD 184/2015, de 13 de marzo, por el que se regula el catálogo homogéneo de equivalencias de las categorías profesionales del personal estatutario de los servicios de salud y el procedimiento de su actualización. Boletín Oficial del Estado, 7 de abril de 2015, núm. 83.
  8. Ley 55/2003 , de 16 de diciembre, Estatuto Marco del Personal Estatutario de los Servicios de Salud
  9. Ley 14/1986 de 25 de abril. General de Sanidad (BOE, num. 102 de 29 de abril de 1986)
  10. Instituto Nacional de la Salud Plan de humanización de la atención sanitaria. Carta de derechos y deberes de los pacientes, 1984.
  11. Alemany C. Escuchar un arte complejo.
  12. Bermejo JC. Habilidades de relación de ayuda. Sal Terrae Santander 1998
  13. Bermejo JC. Qué es humanizar la Salud. Edit .San Pablo 2003
  14. Caballo, VE. Manual de evaluación y tratamiento de las habilidades sociales. Siglo XXI de España Editores. Tres Cantos 2005
  15. Grimaldi Herrera C. La relación ente lenguaje verbal y no verbal