El Alzheimer y sus fases

Incluido en la revista Ocronos. Vol. VI. Nº 3–Marzo 2023. Pág. Inicial: Vol. VI; nº3: 266

Autor principal (primer firmante): Elisabet Barranco Heras

Fecha recepción: 27 de febrero, 2023 

Fecha aceptación: 23 de marzo, 2023 

Ref.: Ocronos. 2023;6(3) 266

Autores

  1. Elisabet Barranco Heras
  2. Cheila Fernandes Dos Santos
  3. Sara García Marín
  4. Silvia Cuartero Conejero
  5. Sonia Sánchez Ortiz
  6. María Elena Benito Belmonte

Palabras clave

Demencia; Enfermedad de Alzheimer; Cuidador.

Publica TFG cuadrado 1200 x 1200

Introducción

La enfermedad de Alzheimer (EA) se caracteriza por su lento y gradual deterioro progresivo de las funciones cognitivas, acompañado de síntomas psiquiátricos y alteraciones comportamentales que provocan una discapacidad progresiva e irreversible.

Los síntomas, así como las reacciones del entorno directo e indirecto del enfermo, dificultan la concienciación de la enfermedad. La pérdida de facultades, de estadio en estadio, hasta la abolición de toda autonomía es característica.

El número considerable de casos, el elevado grado de dependencia de los enfermos afectados y la duración del proceso hacen que esta enfermedad exija una enorme cantidad de cuidados.

La familia satisface una variedad de necesidades tales como: física (alimentación, vivienda, cuidados de la enfermedad, etc..), psíquicas (autoestima, afecto, amor, equilibrio psíquico), sociales (identificación, relación, comunicación y pertenencia al grupo).

La familia constituye, pues, un valioso instrumento en la búsqueda de los cuidados sanitarios y sociales, debido a la propia incapacidad del sujeto afectado.

Desarrollo

La EA es una enfermedad progresiva y que cursa en distintos estadios.

Fase preclínica

El objetivo fundamental de esta fase es corregir los factores de riesgo y se desarrollan medidas preventivas farmacológicas que se pueden utilizar en esta fase.

publica-articulo-revista-ocronos

Fase inicial (primera fase de la enfermedad de Alzheimer (EA))

En la fase inicial el paciente o la familia refieren las primeras alteraciones clínicas, ya psiquiátricas, ya cognitivas. Los trastornos psiquiátricos emergen de forma gradual, expresándose con ansiedad, llanto, desesperanza, trastornos del sueño, pérdida del apetito, adelgazamiento, e ideación automática.

Fase intermedia (segunda fase de la enfermedad de Alzheimer (EA))

Esta fase se caracteriza por la progresiva pérdida de la capacidad de percibir la enfermedad, no existe noción del deterioro cognitivo y conductual, y el paciente es incapaz de realizar sus tareas habituales. Hasta un 80   de los enfermos presentan trastornos psicóticos que continuarán en la fase siguiente. El paciente

puede presentar una amplia gama de alteraciones psicopatológicas como agitación, ansiedad, apatía, labilidad afectiva, agresividad, inversión del ritmo vigilia-sueño, ecofenómenos, incontinencia de esfínteres, desinhibición sexual, vagabundeo, conductas repetitivas y estereotipadas.

También es frecuente la presencia de síntomas psicóticos activos destacando las ideas delirantes de tipo paranoide, como alteración en el contenido del pensamiento, y las alucinaciones visuales y auditivas en la sensopercepción. Estas manifestaciones generan gran ansiedad y preocupación en familiares, cuidadores y hasta en los propios médicos

Fase final

El paciente pierde la deambulación, el lenguaje y el control de los esfínteres. La terapéutica farmacológica irá dirigida a evitar las complicaciones propias de los estados vegetativos. Deberán evitarse úlceras de decúbito, aspiraciones y otras complicaciones propias de pacientes que pasan muchas horas en cama.

Llamamos cuidador del paciente con enfermedad de Alzheimer (EA) a la persona que asume la responsabilidad total en la atención y el apoyo diario a este tipo de pacientes.

Fases del cuidador

El cuidador pasa por distintas fases, al igual que el enfermo:

1º. Fase I o de desconocimiento: cuando se cuida a un enfermo que está en fase inicial

  • Ayuda para identificar los recursos familiares.
  • Asesoramiento acerca de todos os recursos sociosanitarios.
  • Asesoramiento acerca de los recursos orientados a prevenir el síndrome del cuidador.
  • Ánimo para seguir con las actividades laborales, sociales, de entretenimiento, etc. habituales y/o para que decida iniciar nuevas.
  • Consejo para cuidar la salud personal.

2º. Fase II o de agotamiento: cuando se cuida a un enfermo que está en fase intermedia

Los cuidados que el personal Auxiliar de Enfermería dispensará a una familia en fase II serán del tipo de:

  • Información y formación acerca de los cuidados que el paciente requiere en esta fase de la enfermedad, de cómo ir solucionando problemas puntuales.
  • Asesoramiento y apoyo para poder acogerse a una alternativa laboral.
  • Asesoramiento y apoyo para poder acogerse a una alternativa laboral.

3º. Fase III o de acostumbramiento: cuando se cuida a un enfermo que está en fase final

Los cuidados que el personal Auxiliar de Enfermería dispensará a una familia en fase III pueden ser:

  • Información y formación acerca de los cuidados que el paciente requiere en esta fase de la enfermedad.
  • Asesoramiento acerca de los recursos sociosanitarios adecuados a las necesidades de un paciente en esta fase.
  • Continuar con las medidas sociosanitarias, laborales, jurídicas, adoptadas en fases anteriores.

Bibliografía

  1. Coll de Tuero G, Garre-Olmo J, Lòpez-Pousa S, Vilalta J, Limon E, Caja C, et al. Percepción, actitudes y necesidades de los profesionales de atención primaria con relación al paciente con demencia. Aten Primaria [Internet]. 2011;43(11):585-94. Disponible en: http://dx.doi.org/10.1016/j.aprim.2010.1 1.015
  2. López-Picazo JJ, de Dios Cánovas-García J, Antúnez C, Marín J, Antequera MM, Vivancos L, et al. Calidad percibida en una unidad de demencias: el portavoz del paciente como proveedor de información. Neurol (Engl Ed) [Internet]. 2018;33(9):570-6. Disponible en: http://dx.doi.org/10.1016/j.nrl.2016.08. 001
  3. Inicio – Fundación Alzheimer España [Internet]. Alzfae.org. [citado 10 de febrero de 2023]. Disponible en: http://www.alzfae.org/