Alumbrado de emergencia en un hospital

Incluido en la revista Ocronos. Vol. III. Nº 3 – Julio 2020. Pág. Inicial: Vol. III;nº3:270

Autor principal (primer firmante): José César González Aviñoa

Fecha recepción: 25 de junio, 2020

Fecha aceptación: 14 de julio, 2020

Ref.: Ocronos. 2020;3(3):270

Autor: José César González Aviñoa. Electricista

Índice

1. Definición de alumbrado de emergencia

2. Finalidades del alumbrado de emergencia

Publica TFG cuadrado 1200 x 1200

3. Obligatoriedad del alumbrado de emergencia

4. Tipos de alumbrado de emergencia

            4.1. Alumbrado de seguridad:

                        4.1.1 De evacuación.

                        4.1.2 De ambiente o Antipánico.

                        4.1.3 De zonas de alto riesgo.

            4.2. Alumbrado de reemplazamiento

publica-articulo-revista-ocronos

5. Dónde y cómo colocar el alumbrado de emergencia

6. Tipos de Luminarias

            6.1 Flujo luminoso.

            6.2 Autonomía.

                        6.2.1 Permanente

                        6.2.2 No permanente

                        6.2.3 Combinada.

7. Breve Resumen

En primer lugar sería conveniente  saber lo que es realmente un alumbrado de emergencia y cómo lo define el Reglamento Electrotécnico para Baja Tensión de España.

Se conoce como tal a aquel alumbrado que debe entrar en funcionamiento de forma automática cuando se produzca un fallo en el alumbrado general o cuando la tensión de éste baje a menos del 70% del valor nominal.

Según este mismo Reglamento Electrotécnico de Baja Tensión de España, se considera instalación de baja tensión eléctrica a aquella que distribuya o genere energía eléctrica para consumo propio y a las receptoras en los siguientes límites de tensiones  nominales: Corriente alterna: inferior o igual a 1000 voltios.

Una vez aclarados estos 2 puntos proseguimos con los alumbrados de Emergencias que son los que realmente nos ocupan.

Se nos plantean varias cuestiones, una de ellas es cuál es su finalidad y aún más interesante  en dónde existe la obligación de  instalar alumbrado de emergencia.

Vamos a proceder a responder  la primera de estas cuestiones. Las principales finalidades del alumbrado de emergencia son:

  • Iluminar las señales de evacuación y todas las zonas de evacuación.
  • Proporcionar a las vías de evacuación (puertas y salidas previstas) el alumbrado necesario de forma que se puedan abandonar las instalaciones con seguridad y a través de las salidas habilitadas para tal fin para reducir al máximo la posibilidad de cualquier incidente.
  • Fácil localización y facilidad de uso de los equipos de alarma y protección contra incendios.
  • Permitir la realización de todas las operaciones que estén relacionadas con las medidas de seguridad.

Sobre la segunda cuestión que se nos plantea, dónde es obligatorio el alumbrado de emergencia,  según el Código Técnico de la Edificación  (sección SUA 4) es OBLIGATORIO el alumbrado de emergencia en:

  1. En todos aquellos recintos e instalaciones cuya ocupación sea mayor de 100 personas
  2. Aquellos recorridos desde el  origen de evacuación hasta el espacio exterior  o zonas de refugio, incluyendo las propias zonas de refugio (Anejo A de DB SI).
  3. Los aparcamientos que estén cerrados o cubiertos cuya superficie de construcción sea igual o mayor  de 100 m2, incluyendo pasillos y escaleras que conducen hasta el exterior o hasta las zonas comunes del edificio.
  4. Los locales que cuenten con equipos generales de instalaciones de protección contra incendios y los de riesgos especiales indicados en DB-SI 1.
  5. Todos los aseos generales de un edificio público deberán estar alumbrados y poseer, en caso de conflicto general, el alumbrado de emergencia al que estamos haciendo referencia.
  6. Todas aquellas zonas en las que se encuentren los cuadros de distribución o de accionamiento de las instalaciones de alumbrado de todas las zonas a las que hemos hecho referencia anteriormente.
  7. En todas las señales de seguridad existentes.
  8. En los itinerarios  a los que sea posible el acceso.

Según el Real Decreto 486/1997 Anexo IV en su punto 5, «… los lugares de trabajo, o partes de los mismos, en los que un fallo del alumbrado normal suponga un riesgo para la seguridad de los trabajadores, dispondrá de alumbrado de emergencia, evacuación y seguridad.

Así pues visto todo esto podemos decir con total seguridad y sin ningún tipo de duda que en un centro HOSPITALARIO el alumbrado de emergencia es OBLIGATORIO. Cabe destacar que dentro de un hospital hay distintos tipos de personas que hacen uso de sus instalaciones, estas son los propios trabajadores del centro, los pacientes y los usuarios.

 La Ley 41/2002 de 14 de Noviembre  Básica reguladora de la autonomía del paciente y de derechos y obligaciones en materia de información y documentación clínica  define claramente lo que considera Centro Sanitario (entre los que se encuentran los hospitales), Paciente y Usuario.

  • Centro Sanitario: es el conjunto organizado de profesionales, instalaciones y medios técnicos que realiza actividades y presta servicios para cuidar la salud de los pacientes y usuarios.
  • Paciente: es la persona que requiere asistencia sanitaria y está sometida a cuidados profesionales para el mantenimiento o recuperación de su salud.
  • Usuario: es la persona que utiliza los servicios sanitarios de educación y promoción de la salud, de prevención de enfermedades y de información sanitaria.

Hacer hincapié en que el Reglamento Electrotécnico para Baja Tensión da la indicación de que la colocación de alumbrado de emergencias es imprescindible en todas las instalaciones con zona habilitada al público como oficinas, locales comerciales, comunidades de propietarios etc.

El alumbrado de emergencia se divide en dos tipos de alumbrado:

  1. Alumbrado de seguridad.
  2. Alumbrado de reemplazamiento.

El alumbrado de seguridad es aquel que garantiza la seguridad de evacuación o la finalización del trabajo de carácter peligroso.

El alumbrado de reemplazamiento es aquel que permite la continuidad de las actividades.

Un papel primordial para una iluminación adecuada lo tienen las luminarias que deberán cumplir unas determinadas condiciones y características, son las siguientes:

  1. Deberán estar al menos a 2 metros por encima del nivel del suelo.
  2. En cada puerta de salida deberá haber una y en aquellas posiciones en las que sea necesario y conveniente destacar un peligro potencial o donde se encuentre el emplazamiento de los equipos de seguridad y como mínimo deberá existir alumbrado de emergencia en las siguientes localizaciones:
  3. En todas las puertas existentes en los recorridos de evacuación.
  4. En las escaleras y cada tramo de escalera deberá recibir iluminación directa.
  5. En cualquier punto donde exista un cambio de nivel.
  6. En  todos aquellos lugares con cambios de dirección y en las intersecciones de los pasillos.

En la actualidad ya existen los sistemas de iluminación de emergencia auto-test, son unos sistemas inteligentes y muy eficientes, su utilización solo tiene ventajas como por ejemplo:

  • Se puede conocer de forma automática el funcionamiento de la lámpara.
  • El conocimiento de la autonomía del equipo directamente o si tiene alguna avería
  • Facilita el mantenimiento y la gestión de sus tiempos.
  • Ahorro en el consumo de energía ya que incorpora nuevas tecnologías.
  • Las luminarias de emergencia tienen dos parámetros principales los cuales son: el flujo luminoso y la autonomía.

El flujo luminoso son los lúmenes  que ofrece la emergencia en funcionamiento.

Un lumen  es la unidad de flujo luminoso del Sistema Internacional ( su símbolo es lm) equivale al flujo luminoso emitido por un foco puntual de una candela de intensidad en un ángulo sólido de una estereorradián (El estereorradián es una unidad de medida de ángulos sólidos del Sistema Internacional, símbolo sr, que equivale a un ángulo sólido que teniendo su vértice en el centro de una esfera, abarca sobre la superficie de ésta un área equivalente a la de un cuadrado de lado igual al radio de la esfera).

La autonomía es el tiempo que dura encendida de forma automática una luminaria.

Así mismo las luminarias se clasifican según su funcionamiento. Tenemos luminarias Permanentes, No permanentes y Combinadas.

Permanentes: es aquella cuya fuente de luz está encendida de forma permanente y continua tanto en presencia de red como en ausencia de red.

No permanente: aquella cuya fuente lumínica estará encendida única y exclusivamente cuando falle la alimentación del alumbrado normal.

Combinada: se trata de luminarias que contienen dos o más lámparas, de las que al menos una estará alimentada a partir de la alimentación del alumbrado de emergencia y las otras de la alimentación del alumbrado normal.

Existe otro tipo de alumbrado de emergencia que sirve igualmente como luz ambiental y también como señalización como es el alumbrado de evacuación que hemos mencionado con anterioridad.

RESUMIENDO:

  • Alumbrado de Emergencia: incluye Alumbrado de Seguridad y Alumbrado de Reemplazamiento.
  • Alumbrado de Seguridad: incluye Alumbrado de Evacuación, Alumbrado de Ambiente o Antipánico y por último y no por ello menos importante si no todo lo contrario, El Alumbrado de Zonas de Alto Riesgo .

RECORDEMOS

  • Alumbrado de Emergencia: previsto para que entre en funcionamiento cuando se produzca una fallo en la alimentación del alumbrado normal.
  • Alumbrado de Seguridad: para garantizar la iluminación durante las evacuaciones. Entra en funcionamiento cuando la tensión es inferior al 70% de la normal.
  • De Evacuación –> Las llamadas de señalización. Permite el reconocimiento y uso de las rutas para la evacuación, permite identificar los puntos de servicio contra incendios etc. El tiempo mínimo de funcionamiento ha de ser al menos de 1 hora.
  • De Ambiente o Antipánico –> El conocido como de emergencia. Con este alumbrado se identifica y se accede a las rutas de evacuación. El tiempo mínimo de funcionamiento ha de ser igualmente al menos de 1 hora.
  • De Zonas de Alto Riesgo –> En este caso la duración no es como en las anteriores debe de tener una duración mínima para interrumpir las actividades que se están ejecutando, los trabajos considerados como peligrosos pueden ser con este tipo de alumbrado interrumpidos con seguridad.
  • Alumbrado de Reemplazamiento: la duración no siempre estará determinada, debe permitir finalizar los trabajos con la seguridad necesaria si la iluminación normal es inferior a la que debería ser, también debe permitir realizar la actividad habitual.

Podríamos extendernos aún más en este mundo del alumbrado de emergencia como podría ser con los alumbrados de exteriores e interiores, cómo se instala y funciona una luminaria de emergencia etc , pero lo dejaremos para próximos artículos.

Bibliografía

  • Reglamento Electrotécnico para Baja Tensión de España.
  • Código Técnico de la Edificación.
  • Real Decreto 486/1997 Anexo IV.
  • Ley 14/2002 de 14 de noviembre Básica reguladora de la autonomía del paciente.
  • Luminarias de emergencia de interior-Grupo Sinelec.
  • Iluminación permanente Daisalux.