Alimentación complementaria: edad de inicio, introducción e incorporación

Incluido en la revista Ocronos. Vol. VI. Nº 7–Julio 2023. Pág. Inicial: Vol. VI; nº7: 197

Autor principal (primer firmante): Virtudes Domenech Gandía

Fecha recepción: 22 de junio, 2023

Fecha aceptación: 19 de julio, 2023

Ref.: Ocronos. 2023;6(7) 197

Autoras:

  1. Virtudes Domenech Gandía
  2. Carmen Samper Camparola
  3. Sandra Cantín Polo
  4. Lorena Herrando Millán
  5. Elisa García Simón

Categoría: Enfermera

Resumen

Una parte fundamental en la alimentación del niño es la introducción de alimentos sólidos o líquidos distintos a la leche materna o de fórmula, está etapa recibe el nombre de alimentación complementaria.

Publica TFG cuadrado 1200 x 1200

Por su importancia tanto en el presente del bebé como en su futuro ha sido descrito tanto su término, edad de inicio, forma de introducción y requisitos para incorporación por los diferentes grupos de profesionales.

Palabras clave: Alimentación del niño, lactante, nutrición del niño, edad de inicio.

El término de alimentación complementaria (AC) ha sido acuñado por diferentes organismos:

La Academia de Pediatría y La Sociedad Europea de Gastroenterología, Hepatología y Nutrición Pediátrica la define como: “la introducción de otros alimentos y líquidos diferentes a la leche materna y a las fórmulas infantiles” (1).

La Organización Mundial de la Salud (OMS) describe la AC como “el proceso que comienza cuando la leche materna ya no es suficiente para cubrir todas las necesidades nutricionales del lactante y, por lo tanto, otros alimentos son necesarios para complementarla” (2).

Y la Asociación Española de Pediatría considera a la AC como: “un proceso por el cual se ofrece al lactante alimentos sólidos o líquidos distintos de la leche materna o de una fórmula infantil como complemento y no como sustitución de esta” (3).

La introducción del alimento es recomendada hacerla de uno en uno, dejando pasar unos días entre ellos para vigilar tolerancia y aceptación. No se les debe añadir sal, azúcares o edulcorante (1).

publica-articulo-revista-ocronos

La secuenciación de incorporación de los alimentos aconsejada es mostrada en la tabla (1):

alimentacion-complementaria-edad-inicio-introduccion-incorporacion.jpg

La edad de inicio de la AC siempre ha generado gran controversia; existen diversos organismos como la OMS, Academia Americana de Pediatría, Asociación Mexicana de Pediatría, Confederación Nacional de Pediatría de México, Secretaría de Salud en México y Asociación Española de Pediatría que recomiendan el inicio de alimentación complementaria a partir de los 6 meses, manteniendo hasta ese momento una lactancia materna exclusiva (3,4).

Por otro lado, las sociedades Europea y Norteamericana de Gastroenterología y Hepatología y Nutrición Pediátrica y la Academia Europea de Alergia e Inmunología Clínica aconsejan introducir la alimentación entre las 17 y 26 semanas de vida (3,4).

Para los niños alimentados con leche artificial la evidencia científica respalda que deben introducirse los primeros alimentos entre los cuatro y los seis meses (3,5).

Para poder iniciar de forma segura la introducción de alimentos en los niños se tienen que tener en cuenta una serie de factores: la edad, la maduración del tracto digestivo, neurológico, renal, inmune y psicomotor.

A continuación, se presentan los cambios que deben suceder para poder plantear un proceso alimentario eficaz y seguro relacionándose con la edad (3,4,6,7):

  • A los 4 meses desaparece en el bebé el “reflejo de protrusión”, es capaz de hacer una deglución voluntaria, puede llevarse las manos a la boca y cambiar el alimento de una mano a otra, control cefálico y aguantar en una posición sentada (con o sin ayuda) por lo que le permite recibir alimentos con textura blanda, purés o papillas.

  • De los 7 a los 8 meses el niño puede realizar una masticación coordinada y con la suficiente fuerza para triturar los alimentos, por lo que puede ingerir alimentos blandos, picados o sólidos a trozos.

  • A los 9 meses el bebé aprende a realizar la pinza.

La introducción de alimentos sólidos después de 9-10 meses puede implicar una alteración en la masticación y sufrir problemas de alimentación (1,6).

Tradicionalmente, las pautas para ofrecer alimentos a los niños por primera vez, es decir a los 6 meses, son de consistencia tipo puré o papilla.

Pasando posteriormente a una consistencia grumosa o semisólida no más tarde de los 8-9 meses. Por último, a los 12 meses se considera que el niño puede recibir la misma alimentación que el núcleo familiar, incluyendo de esta forma los sólidos; a excepción de ciertos alimentos sólidos que impliquen riesgo de atragantamiento (1,3,4,6).

De manera prioritaria se aconseja que el niño ingiera en etapa de desarrollo alimentos ricos en hierro y zinc, que comienzan a ser deficitarios con el aporte de leche materna (1,3,4,6).

Conclusiones

La edad de inicio como la forma de introducir los alimentos ha sido de gran controversia, aunque todos coinciden que no debe empezarse la alimentación complementaria antes de los 4-6 meses de la edad, dependiendo de si están alimentados con leche materna o artificial.

Es importante que el bebe suplemente con alimentos aquellos requerimientos que la leche materna ya no cubre en su totalidad, como son el hierro y el zinc.

Bibliografía

  1. Cuadros-Mendoza CA, Vichido-Luna MÁ, Montijo-Barrios E, Zárate-Mondragón F, Cadena-León JF, Cervantes-Bustamante R, et al. Actualidades en alimentación complementaria. Acta Pediatr Mex. 3 de mayo de 2017;38(3):182.
  2. Pardío-López J. Alimentación complementaria del niño de seis a 12 meses de edad. Acta Pediátrica de México. 9 de julio de 2014;33(2):80-8.
  3. Fernández-Vegue DMG. RECOMENDACIONES DE LA ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE PEDIATRÍA SOBRE LA ALIMENTACIÓN COMPLEMENTARIA. 9 de noviembre de 2018;23.
  4. Romero-Velarde E, Villalpando-Carrión S, Pérez-Lizaur AB, Iracheta-Gerez Ma de la L, Alonso-Rivera CG, López-Navarrete GE, et al. Consenso para las prácticas de alimentación complementaria en lactantes sanos. Boletín Médico del Hospital Infantil de México. septiembre de 2016;73(5):338-56.
  5. Fewtrell M, Bronsky J, Campoy C, Domellöf M, Embleton N, Fidler Mis N, et al. Complementary Feeding: A Position Paper by the European Society for Paediatric Gastroenterology, Hepatology, and Nutrition (ESPGHAN) Committee on Nutrition. Journal of Pediatric Gastroenterology and Nutrition. enero de 2017;64(1):119-32.
  6. OMS. La alimentación del lactante y del niño pequeño: capítulo modelo para libros de texto dirigidos a estudiantes de medicina y otras ciencias de la salud [Internet]. Ginebra: Organización Mundial de la Salud; 2010 [citado 01 de junio de 2023]. Disponible en: https://apps.who.int/iris/handle/10665/4 4310.
  7. Manrique MVV. Alimentación complementaria guiada por el bebé: respetando sus ritmos y apoyando su aprendizaje. Medicina naturista. 2014;8(2):64-72.