Utilización de factores de concentración y agentes hemostáticos tópicos procoagulantes en la atención prehospitalaria de la hemorragia grave

Incluido en la revista Ocronos. Vol. VI. Nº 1–Enero 2023. Pág. Inicial: Vol. VI; nº1: 192

Autor principal (primer firmante): Irene Pérez González

Fecha recepción: 10 de enero, 2023     

Fecha aceptación: 21 de enero, 2023

Ref.: Ocronos. 2023;6(1) 192

Autora

Irene Pérez González.

Categoría profesional:

publica-TFG-libro-ISBN

Médico Especialista en Medicina Familiar y Comunitaria. Centro de Salud Benavente Sur (Zamora).

Resumen

Los agentes hemostáticos tópicos son productos que contienen ingredientes activos que ayudan a contener la hemorragia grave o exanguinante con diferentes mecanismos de acción. Las sustancias activas más utilizadas son el caolín y el chitosán principalmente, así como la zeolita y la esmectina.

La utilización de agentes hemostáticos tópicos está indicada, junto con la presión directa en el punto de sangrado, para el control de la hemorragia grave en el medio prehospitalario. Se recomienda su uso en el caso de hemorragias localizadas en puntos de unión donde no es posible la colocación de un torniquete, en lugares como la ingle, la axila, el cuello o el periné.

El agente hemostático tópico debe estar en contacto directo con el punto sangrante, donde a su vez se aplicará presión directa. Por esta razón está contraindicada la utilización de hemostáticos tópicos en la cavidad pleural y en la cavidad abdominal, ya que se aplicarían a ciegas sin garantizar el contacto íntimo con el punto de sangrado.

Los recientes conflictos bélicos de Irak y Afganistán han permitido el desarrollo de nuevos agentes hemostáticos tópicos para su utilización militar y prehospitalaria de emergencia, para actuar junto con la cascada de la coagulación fisiológica cohibiendo la hemorragia grave.

Palabras clave: Hemorragia, Torniquete, Coagulación, Hemostasia, Agentes hemostáticos, Coágulo sanguíneo, Plaqueta, QuikClot, Zeolita, QuikClot Combat Gauze, Caolín, Agentes procoagulantes, Hemoconcentración.

Métodos

Los agentes hemostáticos tópicos procoagulantes son aquellos basados en sustancias que favorecen la llegada de factores de coagulación al punto de sangrado. Entre ellos encontramos agentes cuya base es la zeolita, como es el caso del QuikClot, y otros agentes cuya base es el caolín, como es el QuikClot Combat Gauze.

QUIKCLOT

Los agentes hemostáticos QuikClot se desarrollaron en los años 90 consiguiendo controlar la hemorragia hasta en un 92% de los casos. Estos hemostáticos están formados a base de un mineral inerte de origen volcánico denominado zeolita, con una elevada porosidad que captura las moléculas de agua de la sangre presente en la herida, favoreciendo la hemoconcentración.

Son agentes cuyo mecanismo de acción se basa en los factores de concentración, que absorben el agua de la sangre y aumentan la concentración de células y proteínas en la sangre para formar el coágulo sanguíneo. Los hematíes, las plaquetas, las proteínas y los factores de coagulación también son atraídos por la zeolita pero son demasiado grandes para ser retenidos.

Estos agentes producen una reacción exotérmica al entrar en contacto con la sangre, elevando la temperatura hasta los 80º-95º, y provocando cambios celulares, quemaduras y lesiones secundarias, motivos por los cuales fueron retirados. Posteriormente se han desarrollado nuevos modelos que no elevan la temperatura más de 40º.

Se pueden utilizar en el tratamiento prehospitalario de hemorragias externas moderadas y graves en las que hayan fracasado otras medidas terapéuticas. Se debe evitar su uso en cavidades corporales para evitar quemaduras por sus características exotérmicas.

Ver: Anexos – Utilización de factores de concentración y agentes hemostáticos tópicos procoagulantes en la atención prehospitalaria de la hemorragia grave, al final del artículo

QUIKCLOT COMBAT GAUZE (QCG)

Es el agente hemostático de elección en situaciones donde no se puede controlar la hemorragia mediante la utilización de un torniquete. Ha demostrado ser más eficaz que otros hemostáticos tópicos, generando mayor supervivencia. Es un agente tópico desarrollado a partir del QuikClot, modificando el mineral de su composición.

Consiste en un rollo de gasa quirúrgica impregnada con polvo de caolín blanco, que es un mineral inorgánico que actúa como potente activador de la cascada de la coagulación. El caolín es un material muy absorbente que activa el factor XII de la coagulación al entrar en contacto con los fluidos sanguíneos, aglutinando después otros factores de la coagulación como plaquetas y hematíes, y formando un coágulo estable de forma precoz.

Indicaciones

  • Hemorragias moderadas y severas en extremidades superiores e inferiores.
  • Abrasiones, cortes y laceraciones.
  • Hemostasia arterial y venosa.

Ventajas

  • Bajo coste.
  • No tóxico.
  • No presenta reacción exotérmica.
  • Permite tratar heridas anfractuosas y cubrir varios puntos de sangrado gracias al material del que está confeccionado (rayón y poliéster).
  • Fácil aplicación.

Sólo se recomienda su uso externo, estando contraindicada su utilización en cavidades como la pleural y la abdominal donde se aplicaría a ciegas sin garantizar el contacto íntimo del agente con el punto de sangrado. Se debe evitar su aplicación sobre los ojos y las mucosas, la ingesta del producto, y la reutilización del mismo ya que aumentaría el riesgo de infección y la pérdida de eficacia.

La aplicación comienza retirando la ropa y exponiendo la herida. Se retirará el exceso de sangre manteniendo únicamente los coágulos presentes en la herida. Posteriormente se localizará el punto de sangrado. Se introducirán tantos QCG como sean necesarios, dentro de la herida, rellenando la cavidad, sobre el punto sangrante Se debe presionar el hemostático sobre la herida durante al menos 5 minutos para formar el coágulo sanguíneo de forma rápida y eficaz, mientras se vigila de forma constante la aparición de signos de shock para tratarlos precozmente. El agente se retirará irrigando la herida con suero salino fisiológico estéril.

Su eficacia hemostática dependerá de la capacidad de coagulación del paciente, siendo menos eficaz en pacientes con coagulopatías previas. En cualquier caso, aunque no detenga el sangrado de forma inmediata, ha demostrado reducir la pérdida hemática y la necesidad de transfusiones sanguíneas posteriores.

Ver: Anexos – Utilización de factores de concentración y agentes hemostáticos tópicos procoagulantes en la atención prehospitalaria de la hemorragia grave, al final del artículo

Conclusiones

Los agentes hemostáticos tópicos son productos muy utilizados en la atención prehospitalaria de emergencia. Ayudan al control de la hemorragia exanguinante, junto con la presión directa del punto de sangrado, en aquellos casos en los que esté contraindicada o no sea factible la aplicación de torniquetes.

Se trata de herramientas que contienen sustancias activas que contribuyen a la hemostasia fisiológica del organismo, ayudando a la formación del coágulo sanguíneo cuando entran en contacto con los fluidos sanguíneos.

Los agentes hemostáticos tópicos se pueden clasificar según su mecanismo de acción en varios tipos:

  • Agentes procoagulantes: se trata de agentes con base de caolín o esmectita, que facilitan la llegada de factores de coagulación a la herida sangrante.
  • Factores de concentración: son factores con base de zeolita que actúan absorbiendo agua de la sangre, para que aumente la concentración proteica y celular de la misma, y se forme el coágulo sanguíneo.
  • Agentes mucoadhesivos: son agentes con base de chitosán, cuya acción hemostática consiste en la adhesión a la herida, bloqueando de forma física el sangrado, sin interferir en la cascada de coagulación.

El agente hemostático tópico ideal debe cumplir las siguientes características:

  • Barato.
  • Rápida colocación precisando escaso entrenamiento del personal sanitario.
  • Hipoalergénico.
  • Seguro sin efectos secundarios derivados de su utilización.
  • Efectivo frente a hemorragias moderadas y graves, manteniendo la hemostasia durante varias horas hasta completar la evacuación del herido hasta un hospital donde pueda recibir tratamiento definitivo.
  • Fácil y rápida adhesión a la herida.
  • Flexible y manejable.
  • Escaso peso.
  • Fácil almacenaje.
  • No perecedero manteniendo sus propiedades en condiciones extremas de temperatura y humedad.
  • Barato.

Anexos – Utilización de factores de concentración y agentes hemostáticos tópicos procoagulantes en la atención prehospitalaria de la hemorragia grave.pdf

Bibliografía

  1. González Alonso V, Cuadra Madrid ME, Usero Pérez MC, Colmenar Jarillo G, Sánchez Gil MA. Control de la hemorragia externa en combate. Prehospital Emergency Care (ed. esp.). 2009; 2(4):293-304.
  2. Cerdán Llach C. Cuidados de Enfermería en la aplicación de agentes hemostáticos en el ámbito prehospitalario. Revisión integradora. [Internet]. Castellón de la Plana: Universitat Jaume I; 2022. Disponible en: https://repositori.uji.es/xmlui/ bitstream/handle/10234/200904 /TFG_2022_Chulvi_ Sáez_Paloma. pdf?sequence=1.