Las aftas bucales

Incluido en la revista Ocronos. Vol. III. Nº 2 – Junio 2020. Pág. Inicial: Vol. III;nº2:173

Autor principal (primer firmante): Ana Lidia García Fernández

Fecha recepción: 17 de junio, 2020

Fecha aceptación: 22 de junio, 2020

Ref.: Ocronos. 2020;3(2):173

Autora

Ana Lidia García Fernández (Técnico Superior en Higiene Bucodental)

Coautora

publica-TFG-libro-ISBN

Fátima García García (Técnico Superior en Higiene Bucodental)

Resumen

Afta, que proviene del latín Aphtha, y este del plural griego Áphthai o quemaduras, es el término con el que se conoce un tipo de lesión blanquecina y benigna, que afecta a la mucosa oral produciendo dolor localizado, fiebre e incluso malestar general. Son muchos los factores causantes de este proceso que remiten normalmente de forma espontánea y sin dejar cicatriz.

Palabras clave

Afta; Úlcera; Lesión; Dolor; Llaga

Introducción

Las Aftas o Úlceras bucales, son lesiones que aparecen sobre la mucosa de la boca. Se localizan principalmente sobre la mucosa oral o labial, bordes de la lengua, surcos bucales y linguales y paladar blando. Pueden aparecer como lesiones únicas o como lesiones múltiples de pequeño tamaño, que pueden llegar a formar una “llaga” de mayor tamaño y bordes irregulares; son benignas, no queratinizadas, que conllevan una pérdida de sustancia de la mucosa y son inicialmente necróticas, dolorosas y recidivantes.

Afectan negativamente sobre la calidad de vida del paciente por la molestia que genera en la vida cotidiana como hablar, comer o beber.

Causas

En cuanto a su etiología, su causa es desconocida pero su aparición puede estar relacionada con una serie de factores:

  • Factores inmunológicos
  • Predisposición genética
  • Factores de origen infeccioso (vírico o bacteriano)
  • Lesiones bucales o traumatismos repetitivos que afecten a la mucosa ( ortodoncia, limpieza dental agresiva, prótesis mal adaptadas, lesiones por mordisqueo, etc)
  • Hipersensibilidad a determinados alimentos, conservantes o aditivos (limón, vinagre, marisco, etc)
  • Reacciones adversas a fármacos
  • Situaciones de estrés emocional
  • Alteraciones hormonales
  • Carencias nutricionales
  • Alteraciones digestivas
  • Manifestaciones de otras enfermedades

Síntomas

La aparición de las aftas, viene precedida por una sensación de escozor, picor y/o hormigueo en la zona, que evoluciona en pocas horas a una mancha indurada y de color rojizo que acaba ulcerándose; en un plazo de 24 horas a una semana, la úlcera aumenta de tamaño hasta tener un diámetro máximo. En casos más severos puede aparecer también fiebre, ganglios inflamados y malestar general.

Características y clasificación

Las lesiones son de forma redondeadas u ovales, con bordes bien definidos, se localizan sobre una base inflamatoria eritematosa; su área central es de color blanco grisáceo o amarillento.

Según su forma, tamaño y manifestaciones, podemos diferenciar tres tipos de aftas:

  1. Aftas menores: son las más frecuentes, afectan al 80% de las personas que las padecen, son de pequeño tamaño ( menos de 2 mm de diámetro), suelen ser ovaladas o redondeadas, poco profundas y se localizan en los bordes de la lengua y en la mucosa interna de labios y mejillas. Producen dolor agudo, intenso y suelen desaparecer en un periodo de tiempo inferior a una semana.
  2. Aftas mayores: son las más severas, afectan a un 15% de las personas que las padecen, son de gran tamaño (más de 10 mm de diámetro) y más profundas y destructivas que las aftas menores. En ellas, se aprecia un fondo hemorrágico y en muchos casos van acompañadas de adenopatías. Pueden permanecer activas durante semanas o incluso meses. Se localizan en labios, lengua, faringe, paladar y zona interna de las mejillas. Generalmente sanan dejando cicatriz.
  3. Estomatitis aftosa herpetiforme: es la menos común, afecta al 5% de las personas con aftas. Se presenta como grupos de úlceras pequeñas (no superan los 3 mm), aparecen en cualquier parte de la mucosa bucal y su aspecto recuerda a las lesiones producidas por el herpes virus.

Diagnóstico y tratamiento

Un correcto diagnóstico, mediante un examen visual por parte del dentista junto a exámenes de laboratorio si fuesen necesarios, es imprescindible para poder aplicar el tratamiento más efectivo y adecuado al tipo de lesiones que presente el paciente.

Por lo general, no existe un tratamiento específico para tratar estas lesiones, ya que suelen remitir en una o dos semanas de forma espontánea y sin dejar cicatrices, excepto si la lesión fue producida por un proceso crónico o por una sobreinfección de la lesión original.

En cuanto a los tratamientos indicados para paliar esta lesión, lo indicado sería:

  • Antiinflamatorios y/o anestésicos locales, para el dolor y la inflamación
  • Ácido hialurónico, protectores locales de la mucosa, para favorecer la cicatrización y regeneración de tejido
  • Antisépticos bucales, antibióticos, para evitar complicaciones y nuevos brotes

Conclusión

Virus, bacterias, déficit de vitaminas, entre otros factores, pueden desencadenar la aparición de aftas bucales, siendo la patología más común que afecta a la mucosa oral; por lo general pueden remitir en una o dos semanas.

Se estima que entre un 20 y un 60% de la población, la ha padecido en algún momento de su vida. Seguir una seria de recomendaciones entre las que están, limitar el consumo de algunos alimentos como los cítricos o chocolates, tener una buena higiene dental cepillándose 3 veces al día ayudándose con enjuagues de colutorio a modo de prevención, intentar evitar situaciones de estrés, entre otras, evitaremos en la medida de lo posible su aparición.

Bibliografía

  1. Scielo. Aftas de la Mucosa Oral
  2. Medlineplus Enciclopedia Médica. Aftas Bucales
  3. Aftas Bucales. Cuidados y Consejos. Universidad de Navarra
  4. Ada American Dental Association. Aftas Orales
  5. Aftas Bucales. Farmacia Profesional. Elsevier
  6. Aftas Orales Recurrentes. Diagnóstico Diferencial y Manejo. Medware
close

BOLETÍN DE NOVEDADES

Datos opcionales:

(En ocasiones enviamos información específica para una zona o categoría concreta)

He leído y acepto la Política de Privacidad *

Ver Política de Privacidad y Aviso legal

Su dirección de e-mail solo se utilizará para enviarle nuestra newsletter, así como información sobre las novedades de la revista y Editorial Ocronos. Puede utilizar el enlace integrado en la newsletter para cancelar la suscripción en cualquier momento.