Nutrición enteral y el papel del TCAE en el proceso de administración y cuidado del mismo

Incluido en la revista Ocronos. Vol. IV. Nº 7–Julio 2021. Pág. Inicial: Vol. IV; nº7: 149-3

Autor principal (primer firmante): Patricia Osorio San Millán.

Fecha recepción: 16 de julio, 2021

Fecha aceptación: 26 de julio, 2021

Ref.: Ocronos. 2021;4(7): 149-3

Autora:

Patricia Osorio San Millán.

Categoría profesional:

Técnico en cuidados auxiliares de Enfermería, sonda.

Palabras clave:

Nutrición enteral, alimentación, nutriente.

Introducción

Beber y comer es una de las 14 necesidades básicas contempladas por Virginia Henderson en su modelo conceptual de los cuidados de Enfermería, siendo primordial recuperar o conservar la independencia del paciente para poder satisfacer esta necesidad básica.

Los alimentos son imprescindibles para el mantenimiento de la vida. El apoyo nutricional hace referencia a diversas técnicas que se emplean cuando el paciente no puede satisfacer sus necesidades de nutrientes por voluntad propia y el TCAE será el encargado de proporcionarle esta nutrición para ayudarlo a recuperarse o en el suministro de esta en su día a día.

La nutrición enteral es una técnica artificial mediante la cual se introducen los nutrientes directamente en el aparato digestivo para mantener y mejorar el estado nutricional de los pacientes incapaces de ingerir por boca los nutrientes adecuados a sus necesidades metabólicas.

Objetivo

Exponer brevemente la forma de administrar la nutrición enteral y sus características, así como destacar el papel que juega el TCAE en su realización y el apoyo que presta al personal de Enfermería en su mantenimiento y cuidados.

Método

Para la investigación realizada se ha efectuado una búsqueda en bases de datos como PubMed, Scielo, Medline, entre otras. Además, se han consultado diversos libros, artículos científicos y revistas para complementar el estudio teórico.

Resultado

La nutrición enteral consiste en la administración de nutrientes directamente en el interior del tracto gastrointestinal utilizando distintos medios a la alimentación oral debido a la supresión de la etapa bucal y esofágica del proceso de la digestión. Es una alternativa para los pacientes que tienen el tracto gastrointestinal funcional pero que son incapaces de ingerir por la vía oral.

Su función es restablecer el equilibrio nutricional del paciente suministrando los nutrientes directamente al paciente en el interior del tracto gastrointestinal cuando este no puede hacerlo por sí mismo.

Este tipo de nutrición está indicada para pacientes que no quieren o no pueden comer por vía oral y está contraindicada en caso de obstrucción intestinal.

Formas de administración de nutrición enteral

Existen dos formas de administración enteral que son:

Administración intermitente- es la más parecida a la alimentación habitual y se utiliza en pacientes con el tracto digestivo sano con un tiempo de vaciado gástrico normal.

Se infunde a través de:

  • Jeringa que es utilizada sobre todo en el domicilio por resultar muy un método muy cómodo y sencillo.
  • Gravedad, que es un sistema para infundir más lento y generalmente es mejor tolerado porque permite graduar la velocidad de administración moviendo la posición del regulador del equipo de infusión.
  • Administración por bomba, este método permite regular con exactitud la velocidad de infusión de la nutrición a administrar.

Administración continua- consiste en infundir la dieta sin dilación ni interrupción. Puede realizarse a lo largo de todo el día o durante 12-16 horas o bien durante el día o la noche en función de las necesidades del paciente.

Esta nutrición se administra además a través de las siguientes vías:

  • A través de técnica no quirúrgica para una alimentación a corto plazo mediante sonda donde podemos distinguir:
    • Sonda nasogástrica- la sonda se introduce por la nariz y llega al estómago.
    • Sonda nasoduodenal- se coloca a través de la nariz y llega hasta el duodeno.
    • Sonda nasoyeyunal- la sonda se introduce por la nariz y llega hasta el yeyuno.
    • A través de técnica quirúrgica para una nutrición enteral a largo plazo donde distinguimos:
    • Gastrostomía endoscópica percutánea (PEG) o gastrostomía quirúrgica- que consiste en implantar directamente en el estómago una sonda de silicona que se fija a este y que sale al exterior a través de la pared del mismo.
    • Yeyunostomía endoscópica percutánea (PEJ) o implementación de una sonda quirúrgica al yeyuno- que consiste en implantar a través de una gastrostomía percutánea (PEG) o directamente al yeyuno la sonda mediante intervención quirúrgica.

Los tipos que hay de dieta a administrar son:

  • Las dietas preparadas que se hacen a partir de alimentos naturales, son de consistencia líquida o semilíquida como los purés y las papillas.
  • Dietas comerciales que son fórmulas preparadas de venta en farmacias a base de homogeneizados de alimentos naturales.
  • Dietas de fórmula definida que son usadas en determinados casos y según las características del paciente.

Procedimiento a seguir para la administración de la nutrición enteral

  • Materiales para el procedimiento:
    • Guantes.
    • Jeringa de 50 a 100 ml.
    • Batea.
    • Toalla.
    • Gasas.
    • Servilletas de papel.
    • Esparadrapo hipoalergénico.
    • Lubricante hidrosoluble.
    • Vaso con agua.
    • Recipiente con la nutrición a administrar.
  • Antes de la administración:
    • Revisar historia clínica del paciente para ver qué tipo de alimentación está prescrita.
    • Explicarle al paciente lo que se le va a hacer y pedirle su colaboración en función de su grado de dependencia.
    • Lavarse las manos y ponerse guantes estériles.
    • Colocar al paciente en semifowler.
    • Cubrir el pecho del paciente con una toalla.
    • Realizar limpieza bucal y nasal.
  • Durante la alimentación:
    • Lavarse las manos y ponerse guantes estériles.
    • Comprobar que la sonda está bien colocada antes de administrar la alimentación.
    • Aspirar cuidadosamente el contenido gástrico antes de las tomas.
    • Lavar la sonda con 50 ml de agua.
    • Comprobar que el alimento está a temperatura ambiente y administrar.
    • La entrada o administración del alimento debe ser lenta (entre 15-20 minutos según la cantidad), independientemente de si es administrado por bolo, por gravedad o en bomba de infusión.
    • En el momento de la administración hay que tener en cuenta que la sonda debe elevarse unos 20 grados por encima del paciente.
    • Terminada la alimentación se administrará 50 ml de agua para evitar que la sonda se bloquee.
  • Después de la administración enteral:
    • Dejar al paciente en semifowler de 30 a 60 minutos para que haga la digestión.
    • Después de la administración de cada alimentación o administración de medicación conviene esperar un tiempo prudencial y poner al paciente con la cabeza ladeada.
    • Efectuar la higiene de las fosas nasales y de la boca diariamente manteniendo los labios hidratados.
    • Retirar todos los materiales y dejar acomodado al paciente.
    • La alimentación que haya quedado abierta, guardar como máximo 24 horas en el refrigerador después de abrir. Una vez pasado ese tiempo se procederá a desecharla.
    • Retirar los residuos generados y desecharlos en los recipientes correspondientes para su almacenaje.
    • Comunicar cualquier observación de interés y observar la tolerancia a la dieta.

Cuidados básico de Enfermería a tener en cuenta por el TCAE en este procedimiento

  • Mantener la posición de Fowler o semifowler del paciente durante la administración y digestión.
  • Girar la sonda una vuelta para que no quede adherida a la piel.
  • Controlar la ubicación de la sonda y su estado en cada turno y antes de iniciar la alimentación.
  • Comprobar la permeabilidad de la sonda con irrigaciones de 50 ml cada. 4-6 horas y si hay obstrucción avisar al personal de Enfermería.
  • Verificar si hay residuo gástrico antes de proceder a administrar alimentación o medicación.
  • Comprobar y mantener la bomba de infusión limpia y que funcione bien.
  • Valorar el estado de piel y mucosas de las fosas nasales.
  • Mantener una buena limpieza oral del paciente.
  • Cerrar los tapones cuando no se usen.
  • Cambiar diariamente el esparadrapo de fijación y el lugar de fijación de la sonda.
  • Limpiar diariamente la parte externa de la sonda y el soporte externo con gasas, agua y jabón neutro. Aclarar y secar bien.
  • Comprobar la piel periestomal que no esté irritada, inflamada o produzca secreción, dolor y enrojecimiento e informar de ello al personal de Enfermería.
  • Lavar el estoma con gasas y agua tibia los 15 primeros días, secar y echar antiséptico colocando una gasa para evitar escapes de contenido gástrico y su contacto con la piel. A la tercera semana limpiar estoma con agua y jabón diariamente.
  • Evitar el contacto de los sistemas de infusión con el suelo, heridas, haces, drenajes o fístulas.

Complicaciones que se pueden dar

  • Metabólicas, un ejemplo sería la deshidratación.
  • Infecciosas como puede ser una neumonía por aspiración o una diarrea.
  • Mecánicas tales como el acodamiento de la sonda, la dificultad para retirarla o la implantación de la sonda entre otras.

Conclusión

El técnico en cuidados auxiliares de Enfermería debe ser tenaz, resolutivo y tener paciencia para ser capaz de realizar este procedimiento y si se presentase algún problema poder solventarlo sin ninguna complicación e incluso ser capaz de reemplazar un material por otro en caso justificable pero siempre siguiendo el protocolo establecido para ello en caso de que fuese necesario.

Esta técnica puede evitar grandes complicaciones de desnutrición en el paciente.

El técnico en cuidado auxiliares de Enfermería junto con el resto de profesionales sanitarios deben estar continuamente formándose y reciclándose para dar un servicio de calidad al paciente y desarrollar correctamente su trabajo.

Se debe estar seguro de que el alimento a administrar sea el prescrito y que las vías de secreciones estén despejadas.

La administración enteral es una forma agresiva de apoyo nutricional que tiene un alto coste personal y económico por lo que hay que establecer una correcta indicación, así como una adecuada elección de fórmula, vía y método de administración.

El técnico en cuidados auxiliares de Enfermería colaborará tanto en su administración como en el mantenimiento con los pertinentes cuidados, además también ayudará en la colocación de los dispositivos cuando así lo requiera el personal de Enfermería.

Bibliografía

  1. https://www.chospab. es/Enfermería/protocolos/ originales/nutricion_enteral.pdf
  2. http://scielo.isciii.es/ scielo.php?script=sci_arttext &pid=S1695-61412009000200012
  3. https://repositorio. umsa.bo/bitstream/handle/1234567 89/3990/TE-842.pdf?sequence =1&isAllowed=y
  4. https://www.binasss. sa.cr/bibliotecas/ bcg/manual.pdf
  5. https://libraria.xunta.gal/ sites/default/ files/downloads/ publicacion/cas._coidados_ peg._ correcions _pl.pdf
  6. https://www.cgtsanidadlpa. org/f/opes/aux_Enfermería/ T9-AE-SCS-2007.pdf
  7. http://scielo.sld.cu/ scielo.php?script=sci_arttext &pid=S0864-03192006000400003
  8. http://promedan.net/ wp-content/uploads/2017/ 08/PR-04-011-SAS- Nutrici%C3% B3n-Enteral.pdf
Salir de la versión móvil