Actuación de TCAE y del celador ante un fallecimiento en el ámbito hospitalario

Incluido en la revista Ocronos. Vol. VII. N.º 7–Julio 2024. Pág. Inicial: Vol. VII; N.º 7: 260

Autor principal (primer firmante): Alicia Val López

Fecha recepción: 07/06/2024

Fecha aceptación: 04/07/2024

Ref.: Ocronos. 2024;7(7): 260

Autores:

  1. Alicia Val López (TCAE)
  2. Francisco Javier Barrera Carballo (CELADOR)
  3. Noemí Pérez Sobrecasas (TCAE)
  4. Irene Loire Abete (GRUPO GESTIÓN DE LA FUNCIÓN ADMINISTRATIVA)
  5. Patricia Solanas Amador (TCAE)
  6. Elena Estopiñá Otega (CELADORA)

Categoría: Técnico en Cuidados Auxiliares de Enfermería

Palabras clave: TCAE/celador/fallecimiento/paciente/cuidados

Publica TFG cuadrado 1200 x 1200

Introducción

En el entorno hospitalario, el fallecimiento de un paciente es una situación que requiere una actuación profesional, sensible y respetuosa por parte del personal sanitario. Tanto el Técnico en Cuidados Auxiliares de Enfermería (TCAE) como el Celador juegan un papel fundamental en este proceso, asegurando la dignidad del fallecido, brindando apoyo a la familia y cumpliendo con los protocolos establecidos.

La pérdida siempre es dolorosa en ocasiones viene acompañada de la sorpresa del desenlace cuando ocurre de un modo repentino como en los casos de accidente otras veces debido a un largo proceso de enfermedad al familiar le da tiempo a encarar el desenlace con mayor serenidad aunque nunca exento de dolor el celador debe estar a la altura de las circunstancias y acompañar con respeto a los familiares en este duro trance siempre actuará con profesionalidad mostrándose serio a la vez que amable en su desempeño tratando de mantener una cierta distancia emocional respecto a la situación ofreciéndole a los familiares una sensación de calma y control.

Funciones del TCAE ante un fallecimiento

El TCAE desempeña un rol crucial en la atención post mortem del paciente, tanto en el aspecto físico como emocional:

  • Constatación del fallecimiento: Verifica el fallecimiento del paciente siguiendo los protocolos establecidos por el centro hospitalario. Esto implica comprobar la ausencia de pulso, respiración y signos vitales.
  • Preparación del cuerpo: Procede a preparar el cuerpo del paciente para su traslado a la morgue. Esto incluye:
    • Retirada de vías y dispositivos invasivos: Se retiran cuidadosamente las vías intravenosas, catéteres, sondas y otros dispositivos que se hayan utilizado durante la atención del paciente.
    • Aseo corporal: Se realiza un aseo completo del cuerpo del paciente, utilizando productos adecuados y con el debido respeto.
    • Vestimenta: Se viste al paciente con ropa limpia y decorosa, siguiendo las preferencias de la familia si es posible.
    • Etiquetado: Se coloca una etiqueta de identificación en el cuerpo del paciente, con sus datos personales y la fecha y hora del fallecimiento.
  • Apoyo emocional a la familia: Ofrece apoyo emocional a la familia del paciente durante este momento difícil. Esto implica escuchar sus necesidades, responder a sus preguntas y brindarles un trato compasivo y respetuoso.
  • Colaboración con el equipo médico: Colabora con el equipo médico en la elaboración del certificado de defunción y en la entrega de la información necesaria a la familia.

Funciones del celador ante un fallecimiento

El Celador también juega un papel importante en la gestión del fallecimiento de un paciente, principalmente en lo que respecta al traslado del cuerpo:

  • Traslado del cuerpo: Se encarga del traslado del cuerpo del paciente desde la habitación hasta la morgue. Esto debe hacerse de forma discreta, respetuosa y siguiendo los protocolos establecidos.
  • Colaboración con la familia: Puede ofrecer apoyo a la familia del paciente en lo que respecta al traslado del cuerpo y la organización de los trámites funerarios.

Consideraciones importantes

Tanto el TCAE como el Celador deben tener en cuenta las siguientes consideraciones al actuar ante un fallecimiento:

  • Respeto y dignidad: El trato al paciente fallecido y a su familia debe ser siempre respetuoso y digno, tomando en cuenta sus creencias y valores culturales.
  • Confidencialidad: Es importante mantener la confidencialidad de la información del paciente y su familia.
  • Comunicación efectiva: Se debe mantener una comunicación clara y constante con la familia del paciente, informándoles sobre los pasos a seguir y respondiendo a sus preguntas.
  • Trabajo en equipo: La actuación ante un fallecimiento requiere un trabajo en equipo coordinado entre el TCAE, el Celador y el resto del personal sanitario.

Conclusión

El fallecimiento de un paciente en el ámbito hospitalario es una situación delicada que requiere una atención profesional y sensible por parte del personal sanitario. Tanto el TCAE como el Celador juegan un rol fundamental en este proceso, asegurando la dignidad del fallecido, brindando apoyo a la familia y cumpliendo con los protocolos establecidos.

Su profesionalismo, empatía y respeto son esenciales para brindar un acompañamiento adecuado en este momento difícil.

publica-articulo-revista-ocronos

Bibliografía

  1. https://revistasanitariadeinvestigacion. com/el-celador-y-su-actuacion-ante-la- muerte-del-paciente/
  2. https://www.leono ticias.com/leon/tecnicos-Enfermería-re marcan-funciones-tras-muerte-paciente- 20230412141924-nt.html
  3. https://www.cgt sanidadlpa.org/f/opes/celador/temas/tema_5.pdf